Resumen de ferrajoli el derecho y la razon

En su libro Ferrajoli define a al derecho penal como una técnica de definición, comprobación y represión de la desviación, lo que personalmente entiendo por esta idea que se plasma en las primeras dos líneas del párrafo, es que siempre en la historia se ha buscado una manera o formas de que podamos subsistir unos con otros, y evitar los líos, pero como no todo es tan sencillo en la vida nace elderecho, y luego vendrían sus distintas ramas como el derecho civil, penal, marítimo, y entre otros que siguen apareciendo con la evolución de la humanidad, de la norma y de las personas con mala fe que tratan de tergiversarlo, así como en un principio se creo el derecho civil en la antigua Roma, con las XII tablas, Ferrajoli explica el derecho penal como un derecho que nos sirva de apoyo y tambiéncomo un sistema de represión justo, para quienes como el menciona se desvían de el camino.
Una de las críticas más celebradas contra las propuestas abolicionistas es que la pretensión de abolición del derecho penal, y no sólo de la cárcel, es discutible porque implicaría la desaparición de los límites de la intervención punitiva del Estado.
Personalmente no creo que la solucion sea abolir elderecho penal, ni la carcel, porque aunque Ferrajoli defienda esto seria un verdadero caos para la sociedad, no creo que con una sociedad tan corrupta y corrompida que tenemos hoy en dia pueda servir esta teoria tan drastica de la abolicion, la apoyo en parte, como por ejemplo respetando los derechos humanos, y buscando soluciones verdaderas, no mejores castigos.
“Sin embargo, la discusión entreabolicionismo y garantismo corre el riesgo de agotarse: en primer lugar porque la falta de garantías siempre puede ser esgrimida contra cualquier propuesta descriminalizadora. En efecto, incluso frente a las propuestas de descriminalización a través de sanciones administrativas, se esgrime a modo de objeción las menores garantías del derecho administrativo, sin cerciorarse antes no sólo de quégarantías se pierden en concreto, sino además de lo que se gana: una mayor efectividad que impide el recurso a una mayor severidad” Lo advierte Ferrajoli, parece una hipocresía institucional la preocupación, manifestada en ocasiones, por el hecho de que la despenalización pueda redundar en una reducción de las garantías del ciudadano; algo así como que éste prefiera, en nombre de las garantías de la'pena' pero no de los costes que implica el proceso, los efectos estigmatizantes de una pena, aunque sea pecuniaria, a una sanción administrativa igualmente pecuniaria, como lo expliacaba doctor en clase, que no importa que tan severa sea la pena, ni tampoco nos debemos preocupar por sancionar delitos aparentemente menos importantes, para el proceso que implicaria llevarnos a la justia ordinaria, loimportante es devolver la cosa o el valor economico de la cosa, al leer el libro se entiende como esta dia surge y se la trata de defenderla, porque claro donde quedqaria las garantias del ciudadano? Pero tambien donde queda las grantias del Estado?, si vamos a lo mas grande lograremos desaparecer a los mas pequeños.
Por ello, frente a cualquier propuesta alternativa a la intervención delderecho penal no basta, en mi opinión, hacer una referencia abstracta a la ‘ausencia de garantías’, sino que debería mostrarse en concreto cuáles son las garantías a las que se renuncia y cuáles son las ventajas que soluciones alternativas aportan a cambio de esta disminución de garantías. Mientras se mantenga intacta la idea de castigo como una forma razonable de reaccionar al delito no se puedeesperar nada bueno de cualquier reforma del sistema. En resumen, necesitamos un nuevo sistema alternativo de control del delito que que no se base en un modelo punitivo sino en otros principios legales y éticos, que ya en verdad sea una sistema nuevo y desarrollado, de manera que la prisión u otro tipo de represión física sea innescesaria y desaparezca.
¿Como se podria llegar a una solucion...
tracking img