Resumen de la ciudad de dios de san agustin, cap. i

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1392 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
En este libro, San Agustín, increpa a los paganos que imputaban a la religión cristiana, menciona la prohibición del culto a los dioses, las calumniedades de Roma y su reciente aislamiento. También trata de las desgracias y gracias que fueron comunes tanto para los bueno como para los malos, es decir, los que actuaban de mala manera recibían su castigo y los que actuaban de buena manera recibíantodo lo bueno de Dios.
Comienza San Agustín a describir de donde vienen los enemigos de cristo, es decir, los que viven en la ciudad de los hombres, donde los que no llegan a ser buenos arden en el odio contra la misma ciudad y son ingratos con los beneficios de Dios. Porque son los adversarios de Cristo, dice San Agustín, los enemigos contra quienes se tiene que defender la ciudad de Dios.Pero donde también hay quienes llegan a ser buenos enmendando sus errores y entregándose en Cristo.
Todo esto se infiere de las tantas guerras acaecidas –continua San Agustín- tanto antes de la fundación en Roma, como en su imperio, tomando ciudades donde los mismos vencedores perdonan a aquellos que se refugiaron en los templos de sus dioses, el cual no es en ningún caso Dios.
Se encarga SanAgustín de explicar en que consiste la actitud de estos hombres ingratos, que blasfemaban contra Cristo, que padecieron males justamente por sus depravadas costumbres, pero no se dan cuenta que se les perdona por el amor de Cristo, aunque ellos también hablan en contra de Dios, e igualmente nacieron de esos lugares sagrados pero igualmente ellos, los ingratos, disparan maldiciones hostiles contraDios.
Todo esto es producto del estilo bélico de Roma, es decir, la ruina, la sangra, el robo, el fuego y la aflicción, que es lo que los historiadores de Roma cuentan, pero lo que se realizó con un nuevo estilo, dice San Agustín, el estilo de elegir y determinar las basílicas con amplio espacio que habían de llenarse con aquellos que buscaban el perdón, donde no se cometieron ningún crimendonde “eran conducidos muchos de los piadoso enemigos para librarse y de donde no era sacado ninguno para verse en manos de los enemigos crueles”, todo esto se puede atribuir al nombre de Cristo.
Por lo tanto, continúa San Agustín diciendo que Dios y su inmensa paciencia invitan a los que actúan de mala manera a la penitencia, ya que Dios ama a los buenos y los favorece y, a los malos, por sumisericordia, solo le queda castigarlos. Así se demuestra la manera d obrar de Dios, en esta distribución, ya que no porque los buenos y los malos hayan sufrido lo mismo se ha de negar esta distinción. Dice San Agustín que no porque ambos (buenos y malos) estén bajo un mismo tormento va a ser lo mismo la virtud y el vicio. Pero aquellos –continua San Agustín- que sobrevivieron a algún mal noperdieron la totalidad de sus bienes, no han perdido la fe, ya que perder los bienes de la tierra no lo es todo, ya que los hombres que han perdido estos bienes, los bienes del hombre interior están ricos a los ojos de Dios. He aquí los recursos de los cristianos, replica San Agustín. Todos aquellos que pudieron perder algún bien de la tierra están provistos a decir: “Desnudo salió del vientre de mimadre, y desnudo tornare a la tierra. El Señor dio y el Señor quito. Bendito sea el nombre del Señor”. Pero dice San Agustín que aun existen aquellos que fueron expuestos a tormentos por manifestar sus bienes a los enemigos, aun siendo buenos y cristianos. En este caso (continúa diciendo), que es de mayor utilidad el tormento que sufrirán por actuar de esta manera, que los mismos bienes que ellosposeían, vale decir, el oro y la plata, lo cual ala larga atormenta a sus mismos dueños. También se dice, según San Agustín, que muchos cristianos murieron de hambre, todo esto por causa de los males de esta vida, y los mato como cualquier enfermedad mataría a cualquier ser humano, pero a algunos les enseño a vivir parcialmente, a ellos les enseño a ayunar mas largamente.
San Agustín, se encarga...
tracking img