Resumen del alma de la toga

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 36 (9000 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD
UNIVER MILENIUM
SER, CRECER, SABER Y DAR

INTRODUCCION AL ESTUDIO DEL DERECHO

ANÁLISIS DEL “ALMA DE LA TOGA”
ÁNGEL OSSORIO Y GALLARDO



LICENCIADA CLAUDIA GALICIA ROJAS

BLANCA ESTELA CARRANZA RAMÍREZ

GRUPO VD101

TURNO VESPERTINO

EVALUACIÓN________

C O M E N T A R I O S: ________________________________________________________________________________________________________________________

_____________________



P R Ó L O G O:

Ángel Ossorio y Gallardo, aparte de ser un abogado apasionado, se dedicó a la política y a la historia, nacido en Madrid el veinte de junio de 1873, estudió derecho en la Universidad Central (hoy Universidad Complutense), donde se licenció en 1894, se afilió al partido que encabezaba el señor Maura, militócasi toda su vida en una forma tan leal que provocó el respeto de sus adversarios políticos, fue concejal y teniente de alcalde del ayuntamiento de Madrid, se hizo célebre porque le dio impulso a la realización de múltiples obras provechosas para esa Ciudad, fue diputado por mas de diez años sin interrupción; fue gobernador civil de Barcelona en 1909; en 1910, después de la semana trágica, publicóun folleto titulado “julio de 1909, declaración de un testigo”; en 1930 fue decano del colegio de Abogados de Madrid y asumió la defensa de Alcalá Zamora y Miguel Maura en el consejo de guerra que se abrió en su contra, fue diputado, embajador de Brucelas, Paris y Buenos Aires, al finalizar la guerra civil española se exilió y formó parte del gobierno giral; el resto de su vida la vivió enArgentina, en donde fue docente aparte de otras actividades políticas, siguió escribiendo y publicando libros, escritos, vivencias y memorias; murió en 1946.

Respecto al libro “El alma de la toga”, nos encontramos ante un libro muy valioso, mismo que ha tenido múltiples ediciones, la primera en 1919, y no obstante de tener mas de ochenta y cinco años el libro conserva su lozanía; es un monumentodel sentido común al arte del derecho, la temática del mismo no se encontrará en ningún programa de escuelas o facultades de derecho, mas bien es el cúmulo de vivencias en la práctica profesional de un abogado de enorme cultura jurídica, estupendo litigante, buen observador de fenómenos sociales y con un buen concepto de la justicia, mismo que llegó a la conclusión que el derecho no es una ciencia,tal como lo afirmaban a principios del siglo XX y si bien dicha afirmación sin más, tampoco era correcta, pero en el sentido en que la expresó Ossorio es correcta; toda vez que si bien hay una ciencia del derecho, la solución de una controversia judicial no lo es.


EL ALMA DE LA TOGA:

Esta reflexión o pensamiento me ha puesto en un predicamento, pues no se ha ciencia cierta dondecolocarlo, si como prólogo o como conclusión, no obstante la determinación que tome, ello sería lo de menos, lo cierto es que, debo confesar que al escuchar por vez primera tal título, se podría uno hasta mofar, pues como se pretende que algo inanimado como lo es un ropón, manto, capa, túnica o pedazo de tela, tenga alma, ¡absurdo parecería!; pues no, absurda y necia fue mi primera conclusión, nada masalejado de la realidad, pues la metáfora que usa el literato no está mas que exactamente aplicada, la comparación, los matices e interpretaciones que le da OSSORIO a sus cometarios, son exquisitos, realmente es una lectura que nutre el alma de los futuros abogados.

De tal forma que se convierte en una guía que nos dice como actuar, dirigirnos, expresarnos, mas que vivencias del escribano, sonfragmentos, experiencias y sinsabores de su vida, en cada página se puede apreciar su esencia, sus tropiezos, sus triunfos, sus escarmientos, nos encontramos ante una combinación de sentimientos, como lo son la tristeza con la alegría; la pena y el orgullo, el desencanto y la pelea, el cansancio y los nuevos bríos, el enojo y la hilaridad, la frustración y el éxito; pero nunca el hartazgo del autor...
tracking img