Resumen del libro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1429 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
n el transcurso de la celebración de un aniversario de bodas de oro o de bodas de plata, es común que alguien de entre los invitados, generalmente un hijo o un nieto, dirija unas palabras a la pareja homenajeada. Un breve discurso en el que expresar el cariño que sentimos por ellos.
No hay un discurso fijo, ni frases típicas que debamos decir. Todo depende de la imaginación de cada uno. Lo quesi debemos tener claro es que no conviene alargarnos demasiado. Unas pocas frases bastan.

Vemos algunos pequeños ejemplos que podemos adaptar fácilmente tanto a bodas de oro, como a bodas de plata:

“Hoy es un día hermoso y feliz, hoy nos reunimos para celebrar el cincuenta aniversario (o su veinticinco aniversario) de ….. y ….. (nombre de la pareja). Hoy es el día en que nos reunimos pararememorar los años de felicidad pasada, y para ilusionarnos con los años de felicidad futura. Hoy comprobamos que están tan unidos como siempre, mirándose con la misma ternura en los ojos. ¡Alcemos las copas para brindar!”

“Hoy podemos decir que cincuenta años (o 25 años) no son nada, y también podemos decir que cincuenta años (o 25 años) casi son toda una vida. Un vida compartida por ….. y …..(nombre de la pareja) con amor, con ternura, con sueños comunes, y con alegría. Hoy es el día en que debemos alzar nuestras copas y brindar por su felicidad.”

“El amor es un camino que se recorre despacio, disfrutando de cada paso. Hoy hace cincuenta años (o 25 años) que …. y …. (nombre de la pareja) iniciaron juntos el camino, y hoy también es el día en que debemos alzar nuestras copas y brindarpor su singladura. Cincuenta años (o 25 años) con ternura en la mirada.”

En este día tan hermoso celebramos su aniversario numero cincuenta, y nos reunimos a evocar tantos recuerdos de esta vida tan hermosa que han sabido llevar, todos esos días, impresos en un viejo almanaque que se denota por aquellas hojas desprendidas. La cadena de un antiguo relicario que aún escondes entre tus joyas, lossalmos arrugados de la Biblia, un regalo de un amigo antes de su partida. Todavía de miran a los ojos con ternura, y se encuentran unidos con los dedos entrelazados, arrugados por el paso del tiempo en esta aventura. Dos ancianos con el alma adolescente que atesoran en el pasado el comienzo de su aventura.”


Queridos amigos:


No os preocupéis, que el refranero tiene dicho que “no hay malque cien años dure”. En fin, perdonad la broma, pero es bueno comenzar con unas risas. Así desterramos la tensión y el nerviosismo. Porque hoy no es para vosotros un día de tensión. Es un día festivo y de emociones muy diversas. Y de tantos y tantos recuerdos. Unos serán en colores muy vivos, otros quizá en blanco y negro. Pero el caso es que hoy miráis al cielo y os sentís profundamenteagradecidos por tanta dicha. No importan las nubes o las preocupaciones, porque vuestra luz, vuestra felicidad, os nace de dentro. ¿No es cierto? Y no podéis ni debéis evitar sentir un especial orgullo.

Mirad ahora a vuestro alrededor, a toda esta familia que os quiere. Da gusto. Y todo fruto del amor. De la entrega y de la llama. De la ternura y del trabajo. Del cariño y de la paciencia. Y de lasobrenatural misericordia de Dios. Todo comenzó con aquella primera mirada, de la que ya jamás habéis podido prescindir. Con aquella atracción que poco a poco fue cimentándose en vuestro corazón. Y digo corazón, en singular, porque vosotros sois un único corazón, una única comunión de vida, de amor. Sois un verdadero milagro de felicidad. Es decir, de fidelidad. Una lealtad puesta a prueba durante elhorario de vuestros días. Porque -aunque ahora no se quiera creer- el amor es sobre todo una constante lucha, y un desafío. Porque cuesta ceder de nuestro egoísmo y entregarnos en cada momento, sin rodeos. El amor exige esfuerzo. Lo otro es un paripé.

Cincuenta años. Cincuenta años donde os habéis ido enamorando con la madurez que da el alma, la rutina y las trastadas de los hijos. Cincuenta...
tracking img