Resumen libro “del olvido surgimos para traer nuevas esperanzas” -la jurisdicción especial indígena-

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2187 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Como resultado del Primer Seminario Nacional sobre Jurisdicción Especial Indígena y Autonomía Territorial, que se llevo a cabo en Popayán en el mes de marzo del año 1997, se publicó el libro “Del olvido surgimos para traer nuevas esperanzas” -La Jurisdicción Especial Indígena- en donde se recogen las ponencias expuestas. Para efectos de esa investigación tomaremos las ponencias que nos puedanaportar al análisis de la coordinación de la jurisdicción especial indígena y la jurisdicción ordinaria.
La ponencia de Jesús Enrique Piñacué, presidente del CRIC (Consejo Regional Indígena del Cauca) respecto a la coordinación entre la jurisdicción indígena y la nacional, expone el punto de vista de la comunidad indígena Paez. Piñacué plantea una visión de la jurisdicción ordinaria como unaimposición a los indígenas en tanto no reconocen su lenguaje, su cultura y su historia, también hace referencia a la controversia que se ha dado sobre los castigos impuestos por las comunidades indígenas que han sido consideraros tortura y violación a los derechos humanos sobre lo cual expone que estos castigos “son ejercicios autonómicos de nuestra justicia practicados desde tiempos inmemoriales pornuestros pueblos que obedecen a una visión del derecho sin importar el posible cuestionamiento al origen del cepo o del fuete, por ejemplo”, a parte de esto explica que los castigos corporales son parte base de su justicia, que para ellos no existen cárceles y nunca existirán pues van en contra de sus concepciones acerca de la relación del hombre con la naturaleza; dentro de los castigos que sonrechazados por la justicia ordinaria también se encuentra el de la expulsión de la comunidad indígena, el cual también justifica de acuerdo a sus valores. Además de ignorar su cultura y su historia, Piñacué plantea que también se desconocen algunos tratados internacionales como la convención sobre la tortura en donde se define qué es tortura. Sobre los castigos concluye que estos son necesarios paraconservar más allá de su cultura y sus tradiciones, la cohesión de sus autoridades y de sus pueblos.
En cuanto a la coordinación que debe darse entre la justicia especial indígena y la justicia nacional, Piñacué propone que esta debe tener como pilar el respeto de las creencias y tradiciones de los indígenas, por encima del establecimiento de criterios universales, que están fuera de laaceptación de ellos, también hace importante mención del juicio de la Corte Constitucional de la maximización de la autonomía y la minimización de las restricciones.
Por otra parte, Álvaro Morales Tunubalá, miembro del pueblo Guambiano plantea el problema de la inexistencia de leyes que coordinen las dos jurisdicciones que ni el legislador ordinario ni las comunidades indígenas han propuesto. Para Morales,es muy importante que al menos haya surgido una preocupación por esta forma de administración de justicia alternativa, ya que para él, es inconcebible que se continúe viendo a los indígenas como sujetos cavernícolas, ignorantes y caníbales, que la población que los juzga se base en información secundaria y no en la fuente principal que son las propias comunidades y sus tradiciones, así pues, haceun llamado a las altas autoridades para que esto sea solucionado. Frente al problema de la coordinación de las jurisdicciones, Morales habla de que los jueces de la jurisdicción ordinaria no deberían tener competencia para juzgar a funcionaros de la Justicia Especial Indígena debido a que los primeros desconocen por completo los usos y las costumbres de la comunidad, ya que pondría sus valoresoccidentales por encima de la cultura indígena que desconoce o ni siquiera comprende, propone que si la jurisdicción ordinaria pude juzgar a los jueces indígenas, teniendo en cuenta el principio de reciprocidad, podría darse lo contrario, “que los colombianos también pueden interponer tutela, contra las autoridades ordinarias ante los jueces indígenas.” Termina señalando que los actos de tutela...
tracking img