Ricitos de oro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (891 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ricitos de Oro y Los Tres Osos

Estos materiales fueron desarrollados A través de fondos del programa USDA Basic Food Program y del state of Washington’s Department of Early Learning (Departamentode la Enseñanza Primaria del estado de Washington). Para más información, llame al 1-877-980-9220

venido. “¿Podemos quedarnos con ella?”, preguntó el Osito. “No. Es una niña pequeña, no un gatitoperdido”, dijo sonriendo Papá Oso “Apuesto a que tiene una mamá o un papá muy preocupado preguntándose dónde se encuentra ahora mismo”. En ese preciso momento, Ricitos de Oro despertó y vio a los tresosos. Dando un grito de terror, Ricitos de Oro saltó de la cama, huyó corriendo de la habitación, bajó las escaleras y se internó en el bosque. Corrió todo el camino hasta su casa, sin detenerse unasola vez. Su madre la abrazó y dejó que Ricitos de Oro la ayudara a preparar un sabroso guiso de verduras con una ensalada.
FIN

Esta versión de Ricitos de Oro y los tres osos fue creada por laoficina del estado de ECEAP, Washington State Department of Early Learning, 2006.

Después del desayuno, la familia de osos decidió descansar en sus sillas junto a la chimenea para contar cuentos porturnos. Fueron a la sala de estar y se detuvieron a mirar. “¡Alguien se sentó en mi silla!”, exclamó disgustado Papá Oso. “¡Alguien se sentó en mi silla también!”, dijo Mamá Osa. “¡Alguien se sentó enmi silla y la rompió!”, exclamó llorando el Osito. El Osito estaba teniendo un día realmente difícil. Papá Oso lo alzó y le dio un fuerte abrazo. Juntos recogieron los restos de la silla rota y PapáOso le ayudó a arreglarla. Luego, la familia de osos decidió dormir una siesta y subió las escaleras. Cuando subieron, se detuvieron asombrados. “¡Alguien durmió en mi cama!”, dijo enojado Papá Oso.“¡Alguien durmió en mi cama también!”, dijo Mamá Osa, con gran irritación. “¡Alguien durmió en mi cama y todavía está aquí!”, exclamó el Osito, mientras mirando por encima del hombro de Papá Oso a la...
tracking img