Rogelio salmona

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1311 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El testamento de Salmona
[pic]
Foto: Archivo

Así luce el nuevo centro cultural en el corazón capitalino, diseñado por Rogelio Salmona.
Rogelio Salmona falleció el pasado octubre, pero volvió a ser noticia porque se inauguró en La Candelaria uno de sus últimos proyectos: el Centro Cultural Gabriel García Márquez, donación del Fondo de Cultura Económica de México, edificio en cemento yconcreto, que sobresale en el estrecho sector colonial sin invadirlo, pues la tercera parte de sus 9.500 m2, un área de 3.300 m2, es espacio público.

Para entrar a las distintas dependencias: auditorio, salas de ex  posiciones, aulas, talleres, oficinas, restaurante, almacén de discos, tienda Juan Valdez y una librería para adultos y niños, la más grande del país, se recorren libremente: andenes,rampas terrazas, plazoletas, rotondas, desde donde se divisan Monserrate y Guadalupe, el barrio Egipto, las torres de la Catedral.

"He buscado hacer una arquitectura urbana respetuosa que exprese una modernidad consecuente con el lugar donde se encuentre; que cree espacios públicos sin barreras que permitan una ocupación sabia, política y generosa", dijo el arquitecto.

En el desarrollo de eseproyecto, Salmona, que ya estaba enfermo, se agravó. Pero el trabajo fue como una inyección de vida, dice su esposa, María Elvira Madriñán, también arquitecta. "Por ese proyecto dio tantas batallas como las que dio luchando en silencio en la casa contra la enfermedad. Su propuesta de insertar en ese lugar histórico un edificio contemporáneo, respetando la arquitectura colonial, era innovadora, casiatrevida. Y Rogelio trabajó con pasión hasta el final. Apoyado en un bastón que se volvía asiento, recorría la obra con dificultad. Cuando aún había andamios estábamos pendientes de que no le pasara nada. Pero no le gustaba que le ayudaran.

Subía hasta el último piso dando instrucciones; cuando no podía ir hacía reuniones en la casa. Estuvo dos años enfermo y aunque los últimos cinco mesesfueron muy duros, trabajó hasta 15 días antes de morir. Me volví la extensión de sus manos, de sus ojos, de sus movimientos, para interpretar sus gestos, sus miradas, sus trazos y plasmar en planos lo que luego él retomaba.

No pudo ver la obra terminada pero alcanzó a sentir la satisfacción de haber cumplido el sueño de enriquecer la ciudad con espacios públicos generosos, sin barreras. Luchó contenacidad ejemplar. La arquitectura era el motor de su vida".

¿Cómo conoce a Salmona?

Recién graduada en los Andes, entré a su taller como dibujante.

Era asombrosa la manera como manejaba escalas, volúmenes, espacialidades. Hacía propuestas integrales y cada proyecto era como un hijo. Se ocupaba de todos los detalles. Hasta del paisaje. Así aprendí a amar la vegetación, a conocer lasplantas.

Mi primer trabajo con Rogelio: la Casa de Huéspedes en Cartagena, fue una lección de arquitectura profunda y enriquecedora, que me marcó para siempre. Viví de cerca el diálogo del arquitecto con su proyecto, sus dudas, sus aciertos; la búsqueda de una espacialidad acorde con el lugar. Aunque la Casa no quedaba en la ciudad, requería un lenguaje afín con la arquitectura cartagenera.

Enese proceso aprendí lo que es la magia de la luz, del sonido, de la sombra. En esa zona desértica, donde no existía sino el Fuerte, fue necesario crear un entorno. Y la naturaleza se apropió de la zona. Se llenó de pájaros y de vida. Se transformó en un paraíso.

¿Qué obra prefirió?

Nunca quedaba satisfecho. Siempre decía: "todavía no he hecho lo mejor". Y seguía buscando algo más. Pero sí fuegratificante para él la Biblioteca Virgilio Barco, por la actitud de la gente.

Cuando llegaba lo buscaban los niños: "queremos darle las gracias", le decían. Se lo cuento, no por la anécdota en sí, sino porque la biblioteca se volvió visita obligada. La gente disfruta de algo que no tenía. Yo lo acompañaba en algunas visitas y le oía decir: "nos falta subir, nos falta bajar". La arquitectura...
tracking img