Romeo y julieta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4180 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
romeo y julietaINTRODUCCION

En una plaza de Verona, Benvolio, primo de Romeo y Teobaldo, primo de Julieta se enfrentan en una riña de espadas. La pelea se agranda y llegan los padres de Romeo y los de Julieta. Finalmente, llega el príncipe Escalo quien dice estar harto de que la ciudad soporte las peleas entres esas dos familias, así que decreta la pena de muerte para quien inicie un nuevoconflicto. En eso llega Romeo y sus padres se retiran para que Benvolio pueda sacarle su secreto. Romeo le confiesa que su tormento es estar enamorado de una muchacha muy bella y aunque su primo le dice que hay formas de olvidarla, Romeo dice que eso es imposible.
Mientras caminan, el conde Paris pregunta a Capuleto si le dará a su hija Julieta en matrimonio. Él le responde que su hija es muy jovenpero que si ella acepta por él no habrá inconveniente. Se van y por la misma calle aparecen Romeo y Benvolio. En eso un criado se les acerca y le pide a Romeo que le lea la orden de su amo pues el no sabe leer. Romeo lo hace y se entera que se organizará una fiesta en casa de los Capuleto en honor a Julieta y que toda la ciudad asistirá. Él y Benvolio deciden ir, Benvolio le dice a su primo queahí podrá conoce otras chicas pero Romeo contesta que solo irá por ver a Rosalina, que así se llama la chica que lo tiene angustiado.
Conversan la madre de Julieta, Julieta y la Niñera. La madre le dice a Julieta que en la fiesta que se hará esa noche Julieta podrá conocer a su pretendiente.
Romeo, Benvolio, primo de Romeo, y Mercurio, amigo de Romeo, se dirigen a la fiesta que organizan losCapuleto disfrazados con máscara para que no reconozcan que son los Montesco.

|
| |

Romeo y Julieta
ACTO I. ESCENA V.
FIESTA EN CASA DE CAPULETO. (ROMEO VE A JULIETA POR PRIMERA VEZ)
Romeo:- (A un criado) ¿Quién es aquella dama de la mano de aquel galán?
Criado:- No la conozco, señor.
Romeo:- ¡Oh! ¡De ella debe aprender a brillar la luz de las antorchas! ¡Su hermosura parece que pendedel rostro de la noche como una joya inestimable en la oreja de un etíope! Acabado el baile, observaré donde se coloque, y con el contacto de su mano haré dichosa mi ruda diestra. ¿Por ventura amó hasta ahora mi corazón? ¡Ojos, desmentidlo! ¡Porque hasta la noche presente jamás conocí la verdadera hermosura!
Teobaldo:- Ese, por su voz, es un Montesco. ¡Traedme mi estoque! ¿Cómo el miserable seatreve a venir hasta aquí, cubierto con un antifaz, para hacer burla de nuestra brillante fiesta? Pues, ¡por la estirpe y honor de mi familia, que le mataré a estocadas sin ningún remordimiento!
Capuleto:- ¿Qué hay, que pasa sobrino? ¿Por qué os alteráis así?
Teobaldo:- ¡Tío, ese es un Montesco, un enemigo nuestro, un villano, que, por despecho, ha venido hasta aquí para burlarse de nuestrafiesta!
Capuleto:- ¿Es el joven Romeo?
Teobaldo:- ¡El mismo, ese villano de Romeo!
Capuleto:- Cálmate, gentil sobrino, déjalo en paz, pues se porta como noble hidalgo. Y a decir verdad, Verona está orgullosa de un joven tan virtuoso y de tan intachable conducta. Ni a cambio de todos los tesoros de esta villa quisiera yo inferirle en mi casa el menor ultraje. Por tanto, repórtate y no te ocupesde él. Este es mi deseo, que, si respetas, debes mostrar un aspecto jovial.
Teobaldo:- ¡Es la mejor actitud cuando entre invitados hay un canalla semejante! ¡No lo sufriré!
Capuleto:- ¡Lo sufriréis! ¡Caramba con el caballerito! ¡Lo sufriréis, os digo! ¡Vaya! ¿Soy yo aquí quien manda, o vos? ¡Vaya! ¡Qué no lo sufriréis! ¡Dios me perdone!… ¿Vais a armar un motín entre mis convidados? ¡Queréislevantar mucho el gallo! ¡Queréis ser el bravo!
Teobaldo:- Pero, tío, esto es una afrenta para nuestro linaje.
Capuleto:- Lejos, lejos de aquí. Eres un rapaz incorregible. Cara te va a costar la desobediencia. ¡Ya, basta ya! Manos quietas… Traed luces… Yo te haré estar quedo. ¡Pues esto sólo faltaba! ¡A bailar, niñas!
Teobaldo:- Mis carnes se estremecen en la dura batalla de mi repentino...
tracking img