Rosa purpura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 31 (7745 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
DIOS Y LA CREACION EN "LA ROSA PURPURA DE EL CAIRO".

(De: Gabriel Zanotti, Filosofía para los amantes del cine (JC Ediciones, Buenos Aires, 1996) 

Si te gustan las películas de Woody Allen, es muy probable que hayas visto esta, que es considerada una de sus más originales creaciones cinematográficas. Me acuerdo que fue la primer película de Woody Allen que me impactó; a partir de allí, hetratado de no perderme una. Tal vez tengas fresco el recuerdo de esta película, tal vez no; en cualquier caso, vamos a recordar juntos algunos detalles, indispensables para el comentario filosófico que trataré de hacer.
La película comienza mostrando la vida algo gris de Cecilia, una chica norteamericana de la década del 30. Está casada con Monk, que no es precisamente el marido ideal. Bueno,digamos que ese matrimonio no funciona muy bien. Están, además, gravemente afectados por la depresión. Monk está sin trabajo y se pasa el día de "juerga" con sus amigotes. Mientras tanto Cecilia trata de ganar algo de dinero trabajando en un pequeño restaurant, y lavando ropa.
Ante este no muy promisorio panorama, tanto en lo económico como en lo afectivo, Cecilia recurre a un "escapismo" por suertebastante inocente. Va al cine, constantemente, a ver las películas de Hollywood. Una de esas películas, a la que Cecilia va a ver una y otra vez, se llama justamente "La rosa púrpura de El Cairo". Es asombrosa la capacidad de Woody Allen para mostrarnos una película dentro de otra. Para distinguirlas, la película vista por Cecilia aparece en blanco y negro (como eran en realidad las de la décadadel 30). Esa película nos muestra la historia de un explorador, Tom Baxter ("...de los Baxter de Chicago...", te acuerdas?), que se encuentra, en una pirámide, con un grupo de millonarios exóticos que le proponen ir a divertirse al club Copacabana, en El Cairo, donde Tom conocería a una cantante de la cual se enamora. Tom es idealista, honesto, valiente, leal, dulce y bondadoso (sobre todo, es asíante los ojos maravillados de Cecilia, sedientos de alguien así).
Cecilia, por supuesto, va en reiteradas ocasiones a ver la película. Pero, cuando llega más o menos la quinta vez que está asistiendo a su cine y a su película, sucede algo extraordinario en el sentido estricto del término, algo que es el eje central de la originalidad y creatividad de Woody Allen en esta película. El protagonistaprincipal, Tom Baxter, comienza a hacer algo que está "fuera del libreto". Insistentemente dirige sus ojos, desde la película, hacia donde está Cecilia, quien comienza a preguntarse qué está sucediendo. Entonces Tom le dice: "A usted le debe gustar realmente mucho esta película". Allí, para nuestro asombro, comienza el diálogo entre Tom y Cecilia. Tom le dice que la ha estado observando todos esosdías, al mismo tiempo que comienza a elogiar su belleza. Y allí sucede lo extraordinario. Tom, que en cuanto Tom Baxter es una ficción, y en cuanto tal "no real", sale de la pantalla. Si, tal cual. La imagen de Tom va tomando color gradualmente, y "emerge" de la pantalla un Tom Baxter real, de carne y hueso, que toma a Cecilia de la mano y se la lleva corriendo del cine, exclamando "soy libre".Es curioso el doble asombro que se observa en ese momento: entre los espectadores de la película de Tom Baxter, y entre los espectadores reales de la película de Woody Allen.
Dentro del cine del cual Tom se había escapado, comienza una increíble discusión entre las autoridades del cine y los actores de la película "La Rosa Púrpura", quienes, de igual modo que los asistentes "reales" del cine,comienzan a preguntarse qué ha pasado. Uno de los aspectos más significativos, desde un punto de vista filosófico, de ese desopilante diálogo, es que al dueño del cine se le ocurre que podría apagar el proyector. Ante lo cual, uno de los actores grita, horrorizado: "No! No haga eso! Todo se pondría negro y desapareceríamos!". Más adelante destacaremos la importancia filosófica de esta exclamación....
tracking img