Sassen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3955 palabras )
  • Descarga(s) : 43
  • Publicado : 16 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
PREFACIO

el Banco Mundial, donde presté servicios como vicepresidente senior y economista jefe entre 1997 y 2000. Esta obra relataba buena parte de lo que vi durante el tiempo que estuve en el Banco y en la Casa Blanca, donde trabajé entre 1993 y 1997 como miembro y después presidente del Consejo de Asesores Económicos durante el mandato del presidente William Jefferson Clinton. Fueron añostumultuosos; la crisis financiera de 1997-1998 en el Este asiático llevó a algunos de los países en vías de desarrollo que estaban teniendo más éxito a unas recesiones y crisis sin precedentes. En la antigua Unión Soviética, la transición del comunismo a la economía de mercado, que supuestamente iba a traer una nueva prosperidad, supuso en cambio una caída de la renta y el nivel de vida de hasta un70 por ciento. El mundo no es un lugar fácil ni en las mejores circunstancias, que se caracterizan por una intensa competencia, incertidumbre e inestabilidad, y los países en vías de desarrollo no siempre han hecho todo lo que han podido para que avance su propio bienestar. Pero llegué a la conclusión de que los países ricos, a través de organizaciones internacionales como el Fondo MonetarioInternacional (FMI), la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el Banco Mundial, no sólo no estaban haciendo todo lo que estaba en sus manos para ayudar a estos países, sino que a veces les estaban haciendo la vida más difícil. Es evidente que los programas del FMI empeoraron la crisis del Este asiático y la «terapia de choque» que impulsaron en la antigua Unión Soviética y sus satélites desempeñóun importante papel en los fracasos de la transición.

Escribí mi libro El malestar en la globalización justo después de dejar

15

CÓMO HACER QUE FUNCIONE LA GLOBALIZACIÓN

Abordé muchos de estos temas en El malestar en la globalización. Consideraba que tenía una perspectiva única que aportar al debate, al haber sido testigo de cómo se formulaban las políticas dentro de la Casa Blanca, ydentro del Banco Mundial, donde trabajábamos junto a países en vías de desarrollo para contribuir a poner en marcha estrategias que aumentasen el crecimiento y redujeran la pobreza. También es importante que, como teórico de la economía, dedicara casi cuarenta años a intentar comprender la fortaleza y las limitaciones de la economía de mercado. Mis investigaciones no sólo han planteado dudas sobrela validez de las afirmaciones generales sobre la eficiencia del mercado, sino también sobre algunas de las creencias fundamentales que subyacen a la globalización, como la idea de que el libre comercio tiene que aumentar por necesidad el bienestar. En mi libro anterior, describía algunos fallos del sistema financiero internacional y sus instituciones y mostraba por qué la globalización no habeneficiado a tanta gente como podría y debería haber hecho. Y esbozaba parte de lo que se debe hacer para que la globalización funcione —sobre todo para los pobres y los países en vías de desarrollo—. La obra incluía algunas propuestas de reforma del sistema financiero mundial y de las instituciones financieras internacionales que lo rigen, pero por cuestiones de espacio no pude desarrollarlas. Eltiempo que pasé en la Casa Blanca y en el Banco Mundial me situó en una posición única para entender los problemas de la globalización y también me ha proporcionado la base para esta continuación. Durante los años que estuve en Washington, viajé por todo el mundo y conocí a muchos líderes y cargos públicos, mientras estudiaba los éxitos y los fracasos de la globalización. Cuando abandoné Washingtonpara regresar a la academia, seguí vinculado al debate sobre la globalización. En 2001, recibí el Premio Nobel por mi antigua labor teórica sobre la economía de la información. Desde entonces, he visitado docenas de países en vías de desarrollo, he continuado mis discusiones con académicos y gente de negocios, con primeros ministros, presidentes y parlamentarios de todos los continentes y me he...
tracking img