Señor de loshistoria del señor de los miagros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (683 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En el año de 1651 en el valle llamado entonces Pachacamilla, había una cofradía de negros angolas: con tabiques sin cimientos, antes sí pasada de salitre por la humedad de una acequia contigua; unode aquellos negros, de cuyo nombre no consta, sin saber pintar, pintó las imágenes de nuestro Señor Jesucristo Crucificado, de sus Santísima Madre y de Santa María Magdalena. La de nuestro Señor saliótan perfecta como hoy se mira: las otras dos no, y han necesitado retocarse.
Con el temblor del tres de noviembre de 1655, se removió toda la referida cofradía, a excepción de la pared en que estabandichas imágenes sagradas, y pasados diez y seis años en que no tuvo culto alguno la de Cristo vida nuestra, sin embargo de conservarse ilesa de lluvias, soles, moscas y otros insectos provenidos deun canal inmediato, Andrés de León, vecino de aquel barrio, comenzó a darle culto con una pobre ramada, un poyo o grado de adobes al pie donde ponía sus flores y velas. Su Majestad divina le pasó esteobsequio, sanándole de un chancro irremediable.
A este primer devoto siguieron no pocos vecinos, atraídos de los milagros que experimentaban; y vinieron a entablar los viernes en las noches unMiserere con música y algunas lamentaciones tiernas.
Por el desorden del concurso nocturno de los sexos, a instancia de D. José Laureano de Mena, cura de S. Marcelo, a quien tocaba el distrito, los dostribunales, eclesiástico y secular, mandaron borrar las imágenes: pero viniéndose al hecho, no lo permitió el Señor. El pintor cayó desmayado de la escalera, poseído de temor. Repitió la subida de laescalera y le quedó el brazo sin acción, advirtiendo entre tanto que la imagen del Señor se ponía cada instante más hermosa y la corona más verde.
Dejóse, pues, la idea de borrarle por esto y porque derepente se oscureció el hemisferio, como si fuese una noche lóbrega, siendo aún las cuatro de la tarde y hubo un aguacero grande.
Con estas demostraciones extraordinarias de nuestro Señor se...
tracking img