Sigmun freud

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (513 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
de placer o conducir a él, lo cual queda enérgicamente contradicho por la experien‐cia general. Existe, efectivamente, en el alma fuerte tendencia al principio del pla‐cer; pero a esta tendencia seoponen, en cambio, otras fuerzas o estados determi‐nados, y de tal manera, que el resultado final no puede corresponder siempre a ella. Comparemos aquí otra observación de Fechner sobre este mismopunto (l. c., página 90): «Dado que la tendencia hacia el fin no supone todavía el alcance del mismo, y dado que el fin no es, en realidad, alcanzable sino aproximadamente…» Si ahora dirigimos nuestraatención al problema de cuáles son las circunstancias que pueden frustrar la victoria del principio del placer, nos hallaremos de nuevo en terreno conocido y seguro y podremos utilizar, para su solución,nuestra expe‐riencia analítica, que nos proporciona rico acervo de datos. El primer caso de tal inhibición del principio del placer nos es conocido como normal. Sabemos que el principio del placercorresponde a un funcionamiento primario del aparato aními‐co y que es inútil, y hasta peligroso en alto grado, para la autoafirmación del orga‐nismo frente a las dificultades del mundo exterior. Bajoel influjo del instinto de conservación del yo queda sustituido el principio del placer por el principio de la realidad, que, sin abandonar el propósito de una final consecución del placer, exige ylogra el aplazamiento de la satisfacción y el renunciamiento a algunas de las posibilidades de alcanzarla, y nos fuerza a aceptar pacientemente el displacer du‐rante el largo rodeo necesario para llegaral placer. El principio del placer continua aún, por largo tiempo, rigiendo el funcionamiento del instinto sexual, más difícil‐mente «educable», y partiendo de este último o en el mismo yo, llega adominar al principio de la realidad, para daño del organismo entero.
No puede, sin embargo, hacerse responsable a la sustitución del principio del placer por el principio de la realidad más que de...
tracking img