Sin patrón. fábricas y empresas recuperadas por sus trabajadores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 59 (14589 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sin Patrón.
Fábricas y empresas recuperadas por sus trabajadores

Lavaca Agencia

(Acuña, Rosemberg, Gociol, Ciancaglini)

Buenos Aires, Lavaca Editora, 2004

Prólogo:
De Zanón a Irak

El 19 de marzo de 2003, estábamos en el techo de la fábrica de Cerámica Zanón, filmando una entrevista con Cepillo. Él nos estaba mostrando cómo los obreros habían evitado un desalojo por parte de lapolicía defendiendo su fábrica autogestionada usando hondas y las bolitas de cerámica normalmente usadas para moler la arcilla patagónica y convertirla en materia prima para los cerámicos. Su puntería era notable. Era el mismo día en que comenzaban los bombardeos a Bagdad.
Como periodistas, debíamos preguntarnos qué estábamos haciendo allí. ¿Qué posible relevancia podía tener esta fábrica en lapunta más austral de nuestro continente, con su grupo de obreros radicalizados y sus historias de David y Goliat, cuando el apocalipsis mismo estaba lloviendo sobre Irak?
Pero nosotros, al igual que tantos otros, habíamos viajado a Argentina buscando experimentar de primera mano la explosión de movilización social que siguió a la crisis de 2001, un conjunto de nuevos movimientos sociales de grandinamismo, que no sólo criticaban con fervor el modelo económico que había destruido su país, sino que estaban rápidamente construyendo alternativas locales en medio de los escombros.
Las respuestas populares a la crisis fueron variadas, desde asambleas barriales y clubes de trueque al resurgimiento de partidos de izquierda y movimientos masivos de desempleados; pero nosotros pasamos la mayorparte de nuestro año en Argentina junto a trabajadores de "empresas recuperadas". Sin casi ninguna repercusión mediática, los obreros de Argentina han respondido al crecimiento desenfrenado del desempleo y la fuga de capitales ocupando las empresas tradicionales que habían quebrado y reabriéndolas bajo una gestión democrática de los trabajadores. Es una idea antigua, recuperada y actualizada parauna era nueva y brutal. Los principios son tan simples, tan elementalmente justos, que parecen más obvios que extremistas cuando son expresados por uno de los obreros del libro: "Formamos la cooperativa con el criterio de salarios iguales, tomando las decisiones básicas en asamblea; estamos en contra de la separación del trabajo intelectual y manual, queremos puestos rotativos y, sobre todo, elderecho de recambiar a nuestros representantes electos".
El movimiento de empresas recuperadas no es de una escala épica, se trata de alrededor de 170 empresas, empleando unos 10.000 trabajadores. Pero seis años más tarde, al contrario de lo que ha ocurrido con algunos de los otros movimientos novedosos del país, ha sobrevivido y continúa acumulando fuerzas en medio de la "recuperación" económicaprofundamente desigual. Su tenacidad proviene de su pragmatismo: se traía de un movimiento basado en la acción, no en las palabras. Y su acción definitoria, la de resucitar los medios de producción bajo control obrero, no se agota en su potente simbolismo. Está alimentando familias, reconstruyendo el orgullo magullado, y abriendo una ventana de enormes posibilidades.
Al igual que varios otrosmovimientos sociales emergentes alrededor del mundo, los obreros de las empresas recuperadas están reescribiendo la manera tradicional en la que se supone que debe ocurrir el cambio. En lugar de seguir un plan de diez pasos para la Revolución, los obreros están adelantándose a la teoría, yendo directamente al momento en que recuperan sus trabajos. En Argentina, los teóricos corren por detrás delos obreros de estas fábricas, tratando de analizar lo que ya se encuentra en plena y ruidosa producción.
Estas luchas han tenido un impacto enorme en la imaginación de los militantes sociales del globo (a esta altura hay muchas más tesis de graduación idealistas sobre el fenómeno que empresas recuperadas). Pero también hay un interés renovado en la autogestión desde Melbourne a Durban y...
tracking img