Sobre la caducidad en seguros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1312 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CIRCULAR TÉCNICA

PARA:

ENVÍA: Abg. JOSÉ G. CERMEÑO D.
FECHA: 10-IX-2001

REFERENCIA: PRINCIPALES EFECTOS DE LA CADUCIDAD EN EL DERECHO DE SEGUROS.

*****************************************************************

Debido a múltiples consultas efectuadas en nuestras oficinas, sobre la procedencia o no de la reclamación de un siniestro a una aseguradora, utilizando los mecanismosjudiciales que nos permite la ley, creemos oportuno entregarles las siguientes consideraciones a los efectos de que puedan disponer de una herramienta útil para asesorar debidamente a sus clientes y así salvaguardar sus intereses.

Esto es debido a que, ya es una practica común, que mientras el asegurado (o en su defecto su intermediario de seguros) está en conversaciones con la empresaaseguradora, a los efectos de conseguir el pago del siniestro respectivo, bien sea éste procedente o no, pueden verse seriamente lesionados sus intereses, ya que en estos casos se deben tener muy presente los distintos lapsos de caducidad contemplados dentro de los condicionados de las pólizas de seguros. Esto es debido a la que por la sola la inacción del asegurado y debido al transcurso del tiempo, sinhaber iniciado la correspondiente acción judicial o convenido previamente el arbitraje, el asegurado y/o contratante pierden todos los derechos de indemnización que le pudieran corresponder originado por el siniestro de cuya indemnización se solicita.

Sin animo de entrar a plantear una serie de disquisiciones jurídicas, sobre lo que debe entenderse por caducidad o por prescripción, vamos adarles una serie de elementos sobre las características fundamentales de cada una de estas figuras para así constituir una noción aproximativa de lo que se debe entender por estos términos en nuestro derecho. No sin antes dejar claro que la distinción entre caducidad y prescripción ha sido objeto de viva controversia, tanto por la doctrina como por la jurisprudencia, y solamente nos limitaremos aresaltar, de manera sucinta, las principales características que diferencian a cada una de ellas.

Sin embargo, también es oportuno destacar que esta distinción entre caducidad o prescripción no tiene mucha importancia, solamente desde el punto de vista técnico del seguro, ya que ambos términos se refieren a la pérdida del ejercicio de un derecho para el asegurado y/o contratante, sino se realiza unadeterminada conducta dentro de un plazo determinado; no obstante, desde el punto de vista legal, sí tienen significados diferentes y muy importantes, tales como:

I) La prescripción es siempre de origen legal y los plazos establecidos son inmodificables; en la caducidad su origen puede ser legal, judicial o convencional. Es decir, que en la caducidad los lapsos pueden ser fijados por la ley,pero también pueden ser establecidos por las partes.

II) La prescripción siempre debe ser alegada. Esto trae como consecuencia que en caso de no ser alegada, se entiende que la prescripción ha sido renunciada. La caducidad no es imprescindible alegarla ya que ésta puede ser declarada de oficio por el juez, porque es de orden público.

III) La prescripción puede ser suspendida ointerrumpida según las causas establecidas en la ley. La caducidad no se interrumpe ni se suspende, por eso es conocida como un lapso fatal, un lapso de muerte. La caducidad solo puede ser impedida o evitada y es únicamente demandando, es decir, iniciando la acción legal correspondiente, antes de que finalice el plazo estipulado.

En nuestro mejor criterio, sostenemos que todos los lapsos que seestablecen en la póliza, tales como, los de notificación del siniestro, la entrega de la documentación y los de rechazar o pagar la indemnización correspondiente, son lapsos de caducidad.

También existen en las pólizas de seguros, otros lapsos propiamente de caducidad, en los que se establecen dos (02) lapsos de caducidad distintos que tienden mucho a confundir. Un lapso que empieza a contarse desde...
tracking img