Sociedad y delincuencia.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (722 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Toda sociedad tiene a los delincuentes que se merece”

Esta frase utilizada por Alexandre Lacassagne, Criminólogo y Físico francés, ha sido muy criticada por diferentes autores.
En mi punto deopinión personal, es una afirmación bastante descabellada, quiero decir, se sabe bien que uno de los factores mas importantes que influyen en el detone de la conducta delictiva de un individuo, es elconstante rechazo de la sociedad hacia el y los medios deplorables en los que se desarrolla así como las escasas posibilidades de un desarrollo optimo y una mejor calidad de vida. Es importantereflexionar en estos puntos, pero definitivamente, no toda la culpa debe recaer en la sociedad…pongamos un ejemplo:
“tenemos a un tipo que se desenvuelve completamente entre ese determinado grupo de personascon las que convive diariamente, es aceptado e incluso respetado, pero se le presenta una oportunidad, que decide no desaprovechar, (si bien Lacassagne también menciona que estos “microbios como losllamaba” deben desarrollarse en un medio adecuado para la producción de sus delitos) sin embargo, puede que lo haya motivado el saber que probablemente nadie sospecharía de el.”
Entonces se suponeque en ese caso especifico, ¿la sociedad influyo en el desarrollo de dicho hecho delictuoso?
Si bien, en este caso no estaría de acuerdo en el hecho de que las personas se merecieran a ese individuo ensu grupo social. Aunque yo soy de las de la idea que verdaderamente, la sociedad tiene la mayor parte de culpa en cuanto al elevado numero de criminalidad en su respectivo grupo.
No podemos dejar delado que también hay el tipo de gente que lleva una doble vida, como el ejemplo brindado anteriormente, esas personas que pueden ser unos ejemplos para los demás, unas excepcionales personas, perosin saber, que tal vez ese sujeto en su otra personalidad pueda ser un violador o un asesino serial, como el caso de Ted Bundy. (ejemplo claro de cómo una persona puede fingir tan excelsamente que...
tracking img