Sociología policial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3687 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sociología policial

La literatura (…) es una poderosa máquina que procesa o fabrica percepciones, un “perceptrón” que permitiría analizar el modo en que una sociedad, en un momento determinado, se imagina a sí misma. Lo que la literatura percibe no es tanto un estado de las cosas (hipótesis realista) sino un estado de la imaginación.
Daniel Link, El juego de los cautos

Así como elcrecimiento del género novela llamó la atención de intelectuales y escritores que teorizaron sobre el fenómeno, lo mismo ocurrió con la novela policial, tanto en la clásica como en la negra. El policial surgió a mediados del siglo XIX de la mano de un escritor norteamericano llamado Edgar Alan Poe, quien sentó las bases para el posterior desarrollo del género.
El género policial surge hacia la mitad delsiglo XIX y no es ninguna casualidad. Su creador, Poe, se caracterizaba por escribir literatura fantástica con una fuerte impronta de la literatura de terror, llamada también negra, de principios de siglo XIX. Sin embargo, tres cuentos le valieron la creación de una narrativa que hoy en siglo XXI goza de fama y se posiciona en los primeros puestos de ventas. Cuando Edgar Alan Poe daba vida aAugusto Dupin existía un sentimiento de época definido y caracterizado por la idea que el pensamiento racionalista, positivista, conducía hacia la verdad y que había que desechar aquellas ideas malsanas provenientes de la religión y del misticismo que no tenían asidero en la razón, que no se podían comprobar y que carecían de todo rigor científico. Boileauc y Narcejac plantean que “la novela policialexpresó a través de Poe un deseo colectivo, y en parte inconsciente, de conocimiento positivo. Desde el punto de vista sociológico, la novela policial fue en sus orígenes símbolo de una cruzada contra todas las fuerzas de la ilusión. La orienta la siguiente certeza: el razonamiento, siempre y en todo, tiene la última palabra”. Y agregan que “sólo se puede comprender la novela policial, tal como laconcibió Poe, si se advierte que lo que entusiasmaba al lector era el espectáculo de la razón luchando contra lo desconocido. La lógica absorbía lo maravilloso, permitía que la impregnara, convirtiéndose en algo que dejaba de ser abstracto. La búsqueda de la verdad era de por sí una aventura”.
En un mundo que crecía al ritmo de la revolución industrial, de la conquista de territorios por partede las potencias mundiales, en especial Inglaterra, en el que los inventos estaban a la orden día y la población entera aumentaba el porcentaje de alfabetización de manera considerable, apareció una narrativa que satisfacía y encajaba en el imaginario social de la época. Esta narrativa además tenía una característica única, contaba con un personaje que englobaba esa idea que la razón podía contratodo y que era posible desafiar lo desconocido. Auguste Dupin, el detective de Poe, un burgués adinerado que dedica su tiempo al ocio productivo encerrado en una casona en las afueras de la ciudad, se activa frente a misterios en apariencia irresolubles y, aplicando el juego de la razón, saca a luz la verdad para maravilla y placer de los lectores. Este personaje, alejado del común de la gente porsu extrema inteligencia, su poder deductivo y su diletante vida, da cuenta del cambio de paradigmas en el mundo del siglo XIX, de la confianza en la razón humana y en el poder que ésta tiene si es bien aplicada. Según el escritor español Andreu Martin, “gracias a la inteligencia y a la capacidad deductiva de Auguste Dupin, en este relato (en referencia a Los crímenes de la calle Morgue NdA) no nosquedaremos enfrentados al horror del caos y a la incertidumbre. La solución inesperada pone orden en el caos y produce un especial placer en el lector. Es el placer del juego de la deducción. Seguramente influido por el positivismo que iba dominando el ámbito de la filosofía (las teorías de Stuart Mill, Hebert Spencer, Charles Darwin) a la irracionalidad de lo gótico, a lo fantasmagórico, a lo...
tracking img