Sor juana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4738 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 5 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Crónica de una vida de disfraces y subversiones
Sor Juana Inés de la Cruz
León Guillermo Gutiérre z
A más de trescientos cincuenta años de de la baja nobleza, buscó horizontes en el su natalicio, el nombre de Sor Juana mundo de las colonias. Por otro lado, Inés de la Cruz es uno de los más su madre, Isabel Ramírez de Sa nconocidos de las letras mexicatillana, quien en su testamento se nas. Yaunque los estudios sobre declaró en estado de soltería y cu“El Fénix de México” datan yos padres habían emigrado de del siglo XVIII, aún son un España, provenía también de la enigma ese mundo interior casta de hidalgos. Juana In é s que la llevó a enclaust r a r s e , nace el 12 de noviembre de sus supuestos amoríos mun1648 en la entonces alquería danos, la oscuridad de su de San Miguel Nepantla,hoy m u e rte y el entendimiento Estado de México. En la Res cabal de su poesía. Más conopuesta a Sor Filotea de la Cru z cemos por ella misma si nos ella misma relata su infancia proatenemos a la veracidad y signifidigiosa. Con sólo tres años de edad cado de los documentos autobiose vale de una piadosa mentira para gráficos, de los cuales nos serobligar a la maestra de su herviremos en estetrabajo, como mana mayor a impartirle claapego a una realidad no exe nses, de tal suerte que a temJ. Sánchez, Sor Juana Inés ta de especulaciones. prana edad ya leía y escribía. El padre de Juana Inés, PeEn la famosa carta hace med ro Manuel de Asbaje y Vargas, era un vasco nacido en moria que cuando escuchó que el queso hacía tontos a la provincia norteña de Gu i p ú zcoa quien, pro c e d e n t equienes lo comían, lo eliminó de su dieta: “Me abstenía

REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE MÉXICO | 37

Hábitos de las monjas de la Nueva España

de comer queso porque oí decir que hacía rudos, y podía conmigo más el deseo de saber que de comer, siendo éste tan poderoso en los niños”.1 Aquí podemos hacer la primera parada en el camino y presenciar el primer acto de subversión de la niña que opta porel conocimiento en lugar de los juegos pro p i o s de su edad. Su conocimiento del latín lo consiguió en veinte lecciones del bachiller Martín de Olivas. También relata que, al saber de la existencia en México de una universidad donde se instruía a varones, ruega le corten el cabello y la vistan como hombre para aplicarse en el estudio de las ciencias. No cabe duda que lo anterior le significóuna inexplicable diferencia entre ser varón y ser mujer, y la certeza de que por cuestión de género fuera excluida del derecho al conocimiento. Juana Inés fue la menor de las tres hijas Asbaje y Ramírez, ya que su madre tuvo otros descendientes (dos m u j e res y un varón) del capitán Diego Ruiz Lozano y C e n t e n o. Juana se crió en la casa del abuelo materno, Pe d ro Ramírez, en la hacienda dePanoayán, cerca de Amecameca. Pe ro la infancia de Juana Inés tiene marcas indelebles y no menos terribles, es hija natural y a la muerte de su padre, como su madre se une a otro h o m b re con quien pro c rea un hijo varón y ante la coincidencia de la muerte de su abuelo, es enviada a la
1 Sor Juana Inés de la Cruz. Respuesta a Sor Filotea de la Cru z. México:

Ciudad de México con unosfamiliares maternos. Al respecto Oc t avio Paz señala: “La soledad, de nuevo, se presenta como su elemento natural, su condición originaria”.2 Pero creo que estos hechos van más allá de la sociedad en sí misma, por un lado se trata de una mutilación de la figura masculina con las pérdidas del padre y del abuelo y, por otro, el nacimiento de su hermano, es decir, una nueva figura masculina la despoja delderecho a una familia. No es extraño entonces que la niña quiera ser “va r ó n” ya que esa condición le propiciaría tener los derechos que le habían sido negados. Aunque por ella misma sabemos de su precocidad, el 8 de agosto de 2001 el investigador Augusto Vallejo de Villa dio a conocer el primer poema de Sor Juana, escrito cuando sólo tenía ocho años de edad. El poema es una loa al Santísimo...
tracking img