Su madre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2407 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Apoyo a biocombustibles parece favorecer únicamente a la industria

Ya prácticamente ningún ambientalista los defiende como opción para reducir el calentamiento global, pero aun así los políticos los apoyan y, mientras tanto, los precios de los alimentos siguen subiendo.

Los espectadores de Daytona 500 de febrero, en Florida, recibieron banderas verdes para agitar en celebración de lanoticia de que los autos estándares de la carrera ahora usan gasolina con un 15 por ciento de etanol a base de maíz. Fue el inicio de una campaña televisiva de marketing que durará toda una temporada, para venderles las ventajas de los biocombustibles a los norteamericanos.

En la superficie, el autoproclamado "enverdecimiento de Nascar" (Asociación Nacional de Autos Estándares de Carrera) essimplemente un ejercicio transparente (y, uno sospecha, desafortunado) en una forma medioambiental de blanqueo para el deporte -llamémoslo "un baño verde"-. Pero la sociedad entre un pasatiempo adorado por los estadounidenses y el lobby de los biocombustibles también marca el último intento por inclinar a la opinión pública a favor de una política verdaderamente irresponsable.
Estados Unidos gasta unos6.000 millones de dólares por año en respaldo federal a la producción de etanol a través de créditos impositivos, aranceles y otros programas. Gracias a esta asistencia financiera, una sexta parte de la oferta de maíz del mundo se quema en autos estadounidenses. Es suficiente maíz para alimentar a 350 millones de personas durante un año entero.

El respaldo del gobierno al rápido crecimiento dela producción de biocombustibles contribuyó a un desorden en la producción de alimentos. De hecho, como resultado de la política oficial de Estados Unidos y Europa, que incluye metas de producción agresivas, el biocombustible consumió más del 6,5 por ciento de la producción global de granos y el 8 por ciento del aceite vegetal del mundo en el 2010, con respecto al 2 por ciento del suministro degranos y, prácticamente, ningún combustible vegetal en el 2004.
Este año, después de una temporada de siembra particularmente mala, vemos los resultados. Los precios globales de los alimentos son los más altos desde que Naciones Unidas comenzó a llevar un registro en 1990, impulsados, en gran parte, por los aumentos en el costo del maíz. A pesar de las medidas que se tomaron recientemente contra ladesnutrición, serán más millones de personas las que estarán mal alimentadas que las que habría habido en ausencia del respaldo oficial a los biocombustibles.
Ya hemos pasado por esto antes. En 2007 y 2008, el rápido aumento de la producción de biocombustibles causó una crisis de alimentos que incitó la inestabilidad política y fomentó la desnutrición. Los países desarrollados no aprendieron lalección. Desde el 2008, la producción de etanol aumentó 33 por ciento.

Ya no son la panacea
Los biocombustibles inicialmente fueron defendidos por los activistas medioambientales como una solución inmediata del calentamiento global. Empezaron a cambiar de opinión cuando una corriente de investigación demostró que los biocombustibles obtenidos a partir de la mayoría de los cultivos de alimentosno reducían significativamente las emisiones de gases de tipo invernadero y, en muchos casos, causaban la destrucción de bosques para sembrar más alimentos, lo que crea más emisiones netas de dióxido de carbono que los combustibles fósiles.
Algunos activistas verdes respaldaron los mandatos a favor de los biocombustibles, con la esperanza de que abrirían el camino para el etanol de próximageneración, que utilizaría plantas no alimenticias. Esto no sucedió.
Hoy es difícil encontrar un solo ambientalista que siga respaldando la política. Hasta el ex vicepresidente de Estados Unidos y premio Nobel Al Gore -que alguna vez hizo alarde de haber emitido el voto decisivo para el respaldo del etanol- dice que la política es "un error". Ahora admite que la respaldó porque "tenía cierta afición...
tracking img