Tarea

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 58 (14471 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]
retorno al centro Wesley

 

[pic]01 agosto 2005

[pic]

SERMON XVI

NOTAS INTRODUCTORIAS
Se supone que este sermón fue predicado primeramente por el año de 1740, y el profesor Burwash dice que: “Originalmente seguía al sermón sobre el pecado en los creyentes, formando con éste una refutación completa de los errores peligrosos que finalmente hicieron que los metodistas sesepararan por completo de las sociedades moravas.” Por el Diario del señor Wesley, y cartas dirigidas a su hermano, sabemos que en un tiempo el señor Carlos Wesley estuvo en gran peligro de caer en algunos de dichos errores. Por muchos meses guardó silencio, y durante este triste período no prestó ninguna ayuda a su hermano Juan. Despréndese de las cartas de Juan Wesley el hecho de que tal retraimientono se debió enteramente a esos períodos de melancolía que afligen a las personas de naturaleza poética. A pesar de pertenecer a la iglesia aristócrata, por decirlo así, Carlos se sintió atraído por un poco de tiempo al misticismo de los moravos.
El guardar perfecto silencio, esperando que el Espíritu perfeccione su obra en el alma; abstenerse de participar de la Cena del Señor y de todas lasordenanzas e instituciones; cesar aun de orar y de leer la Sagrada Escritura, eran errores mucho más peligrosos que los de los cuáqueros. Nada extraño es que el señor Wesley encontrara entre personas de cortos alcances y propensas a seguir cualquiera doctrina plausible, la sociedad de Fetter Lane en estado de desorden y confusión. Sabemos por el señor Tyerman, que “el señor Wesley predicó una serie desermones: (1) Sobre lo delusorio de que ‘la fe que es débil no es fe.’ (2) Sobre el atrevido aserto de que sólo existe un mandamiento en el Nuevo Testamento, a saber: el de ‘creer.’ (3) De que los cristianos están sujetos a las ordenanzas de Cristo. (4) Sobre el hecho de que el hombre puede estar justificado, sin estar por esto enteramente santificado. A estos discursos se siguieron otros cincosobre: la lectura de las Sagradas Escrituras, la oración, la Cena del Señor y las buenas obras.”
Hemos visto que estos errores de los moravos, o al menos algunos de ellos, han revivido entre los adeptos del señor Alejandro Campbell. Se dice abiertamente que el pecador no tiene derecho a orar y que la oración de nada vale mientras el individuo se encuentra fuera “del reino.” Según la enseñanza deestas personas, el primer deber de todo pecador es creer y luego ser bautizado; una vez celebrado el bautismo, éste se convierte en el derecho que el alma tiene de ser perdonada, y que obtiene por el hecho de obedecer el mandamiento divino. Ningún pecador tiene derecho de participar de las ordenanzas de Dios, sino hasta después de haber sido introducido en el reino de Cristo por medio del bautismo.Y el señor Campbell aduce, como un ejemplo paralelo y enteramente satisfactorio, el de un extranjero a quien se da carta de ciudadanía en nuestro país: así como el extranjero no está obligado a desempeñar los deberes del ciudadano sino hasta que hace la protesta de obediencia, de la misma manera que no pudo votar, ocupar un puesto público o desempeñar otros cargos peculiares del ciudadano, deidéntico modo, las instituciones de la Iglesia pertenecen a su interior, y no a lo exterior.
Por otra parte, en nuestros días—lo mismo que en tiempos del señor Wesley—se da mucha importancia a las instituciones; de manera que el bautismo no es, según algunos, la señal, el sello o la promesa de la gracia redentora, sino el instrumento de la regeneración. Sin el bautismo no puede haber limpiamientoespiritual; por su medio se transfiere el alma del reino de Satanás al reino de Cristo. Después del bautismo, la Cena del Señor se convierte en el único medio por el que se comunica el Espíritu divino al alma, y así como la primera ordenanza empezó la vida cristiana, de la misma manera la segunda la continúa y perfecciona. Por medio de esta doctrina toda la obra de la redención y salvación se...
tracking img