Tarea

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3083 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN:

En este trabajo trataremos de encontrar la respuesta para una pregunta tan general y a la vez interesante como lo es, ¿Qué leen los jóvenes? Para nosotras lograr responder esta incógnita, entrevistamos a 30 jóvenes entre 15 y 25 años de edad, a través de sus respuestas pudimos llegar a diversas conclusiones que desarrollamos durante todo nuestro trabajo. Pero, al no disponer desuficientes instrumentos necesarios para realizar un balance exhaustivo sobre la práctica lectora nos valimos de otras investigaciones, libros y documentos; adentrándonos así, en un marco sociocultural que nos llevaría a una explicación de la variación de los hábitos de lectura.

Pues bien, la lectura en tiempo de ocio, esto es, la voluntaria y placentera no es, a la vista de los datos, unaactividad propiamente marginal, por poco frecuente, entre los jóvenes. A pesar de la pregunta y duda que escuchamos a diario como: ¿Los jóvenes realmente leen y escriben menos que antes?, o porque no mejor nos preguntamos: ¿Están leyendo y escribiendo en otros lugares, de otra manera y con fines distintos?

Tal vez el sentido común nos está dejando la idea errónea de que los jóvenes no leen y quedel tema que leen los jóvenes hay muy poco que abordar, tal vez debemos mirar desde otro marco de referencia más amplio. Con esta premisa damos inicio a nuestro trabajo y al final cada quien podrá sacar sus propias conclusiones.

¿Qué leen los jóvenes?

Para responder esta incógnita tenemos que hacernos otra pregunta que es la antesala que nos llevara a la respuesta correcta: ¿Los jóvenes leen?Pues con frecuencia se escuchan voces de queja acerca de la pérdida de la costumbre de leer entre los jóvenes. Ya no leen, se dice, acusándoseles de una suerte de empobrecimiento cultural, cuyas consecuencias o se desconocen o no se sabe muy bien que alcance pueden llegar a tener. Pero la realidad no es tan desalentadora. A pesar de la difusión universal de los medios de comunicación de masas ysobre todo de la televisión, cuya señal llega desde hace décadas a la gran mayoría de los hogares y cuya audiencia carece de perfiles sociodemográficos por participar de todos los posibles, la lectura no se ha convertido en una actividad marginal.

Bien es cierto que para determinar las dimensiones de este hecho del que se responsabiliza a la población joven sería necesario contar con bases dedatos comparables desde hace muchos años. Pero, al no disponer de los instrumentos necesarios para realizar un balance exhaustivo del devenir de la práctica lectora, solo se puede reconocer que desde los años sesenta se ha convertido en una costumbre la publicación de señales de alarma sobre la escasez de lectores.

La queja tiene su origen con toda probabilidad en las expectativas depositadasdesde hace tiempo en el aumento de los niveles de alfabetización. El acceso universal al sistema escolar, se debería haber acompañado de un incremento masivo de la práctica lectora. Saber leer debería traducirse en amar la literatura o al menos en frecuentarla con gusto.

Pues bien, la lectura en tiempo de ocio, esto es, la voluntaria y placentera no es, a la vista de los datos, una actividadpropiamente marginal, por poco frecuente, entre los jóvenes. Según los datos de nuestra encuesta esto se puede traducir de la manera siguiente:

• La inclinación a la lectura de libros tiende a decrecer mientras aumenta la edad; “si a 16/17 años el 12,6% de los estudiantes lee más de 10 libros en un año y sólo el 9,7% no lee ni siquiera un libro, cuando se superan los veinte años estos porcentajes setransforman, respectivamente en 2,8% y en 19,7%”.
• Existen consistentes diferencias entre hombres y mujeres, en cuanto a frecuencia y gustos. Si consideramos que las mujeres son tendencialmente asiduas lectoras, es posible hacer una distinción entre dos diferentes modalidades de acercamiento a la lectura en relación al género. La relación de las jóvenes con la lectura parece estar más...
tracking img