Taylorismo fordismo y toyotismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3194 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
BREVE HISTORIA DEL TRABAJO
Por Hernán Tejerina
A lo largo de los últimos 100 años, el taylorismo, el fordismo y el toyotismo han
sido los modos hegemónicos en la organización del trabajo. Si bien en un origen
estos conceptos referían cuestiones tan concretas como el ordenamiento de la
maquinaria dentro de una fábrica y, más recientemente, si debe o no haber
fábrica, el impacto político,económico y social de estas formas organizativas
excede la especificación técnica y designa modos de acumulación capitalista que
conllevan toda una configuración en la relación capital-trabajo y formas precisas
del Estado, el salario y la explotación.
Por estos días, el Colectivo Praxis Crítica y la Casa de los Trabajadores, lanza
una serie de cuadernillos temáticos. El primero de ellos serefiere al Trabajo y
se basa, centralmente, en estudios del epistemólogo chileno Carlos Pérez Soto. A
continuación, un adelanto del mismo y las consideraciones y objeciones que se
dieron a lo largo del debate en que se forjó esta breve historia del trabajo.
------------------------------------------------------------------------------------

Detrás de conceptos como el ‘fin del trabajo’ o la‘capacitación laboral’, lo que
subyace son los límites del capitalismo. Por eso, el colapso de los ‘estados de
bienestar’ y la brecha cada vez más ancha entre integrados y excluidos, vuelve a
keynesianismos varios y a cualquiera de las terceras vías, un remedio fugaz. Tras
la implosión de los ‘socialismos reales’, es la era explícita del ‘capitalismo
real’. En ella, la noción de ‘explotación’adquiere significancias nuevas y
paradójicas. Hay algo peor que ser explotado: no serlo. Tras los análisis de
diversos gurúes -análisis correctivos que devienen en medidas siempre
insuficientes- lo que se evita es sincerar, y enfrentar, la inviabilidad del
sistema.

Seamos el ello del publicista de Clinton, sostengamos: “Es el capitalismo,
estúpido”. No un fragmento, no un pedazo: es latotalidad. ¿El posmodernismo te ha hecho temer de los abordajes totales? Pues... ni bueno ni malo, ya irrumpirá ‘lo
real’ para reformular la discusión, para reinstalar, dialécticamente, particularidad
y generalidad. Mientras, organizada la producción, y la vida, al compás de las
actuales coordenadas, el problema radica menos en la falta de trabajo que en el
exceso de gente. En el viejo juego delmercado se van estrechando las fronteras y la oferta laboral es cada vez más exigua frente a la demanda de trabajo.
Es el capitalismo, estúpidos: sobran humanos. Y en su lógica, y para su
expansión, siempre ha sido mejor negocio el aumento de la productividad que la
disminución del salario. No hay mayores secretos en las vías del aumento de la
producción, o se intensifica la jornada laboral o seaplican innovaciones
tecnológicas. De un modo u otro, los diversos Modos de Organización del Trabajo
constituyen la puesta en práctica de estas dos vías. Ahora, a vuelo de pájaro,
las revisaremos.
El taylorismo

En el siglo XIX, la producción industrial todavía era heredera de la producción
artesanal. Los trabajadores no solo dominaban ‘la máquina’ sino que incluso la
arreglaban, laperfeccionaban. Pero sobretodo, administraban ‘sus’ ritmos de
trabajo. Por eso, el castigo físico era un hecho habitual en el siglo XIX. Los
capataces corregían el fallo laboral a latigazos. Y el castigo físico era menos
una aberración moral que un mecanismo del capital para intensificar la
productividad.
Federic Taylor observó que durante la jornada de trabajo, solo el 40% del tiempo
se ocupaba entransformar directamente la mercancía. De esta observación dedujo la necesidad, obvia, de intensificar el trabajo. Taylor persiguió el aumento de la productividad por la vía científica. Postuló: “No necesitamos el castigo
físico, lo que necesitamos es que los trabajadores no administren el ritmo del
trabajo”.
La solución del taylorismo consistió en dividir el trabajo en tareas elementales...
tracking img