Teatro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1035 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La importancia de llamarse ErnestO.
(Lane está preparando en la mesa el té de la tarde.
Cuando para la música, entra Algernon.)

Algernon: Lane, ¿has oído lo que estaba tocando?
Lane: Me parece que escuchar no es de buena educación, señor.
Algernon: Pues te lo has perdido. No toco el piano demasiado bien, cualquiera puede hacer eso, pero lo toco con gesto admirable. En lo que atañe alpiano el sentimiento es mi fuerte. La ciencia la guardo para la vida.
Lane: Sí, señor.
Algernon: Y, hablando de la ciencia de la vida. ¿Has cortado el pepino para los sándwiches de Lady Bracknell?
Lane: Sí, señor.
Algernon: Ya. ¿Y están listos?
Lane: Aquí están, señor. (Le muestra una bandeja.)
Algernon: (Los mira, coge dos y se siente en el sofá.) Y a propósito, Lane, e visto en tu librode cuentas que el jueves por la noche, cuando Lord Shoreman y mister Worthing cenaron conmigo, se consumieron ocho botellas de champán...
Lane: Sí, señor. Ocho botellas y algo más.
Algernon: ¿Por qué será que en los pisos de soltero son los criados quienes se beben el champán siempre? Conste que lo pregunto a título de información.
Lane: Lo atribuyo a la superior calidad del vino, señor.Con frecuencia he observado que en las casa matrimoniales, el champán no suele ser de buena cosecha.
Algernon: ¡Cielos! ¿Tan desmoralizador es el matrimonio?
Lane: Yo creo que es un estado muy agradable, señor. Hasta el momento, mi experiencia sobre el asunto es muy escasa. Sólo una vez estuve casado. Y fue a causa de un malentendido entre cierta joven y yo.
Algernon:(Lánguidamente.)No séhasta qué punto me interesa tu vida familiar, Lane...
Lane: No, señor; no es un tema muy interesante. Yo nunca pienso en él.
Algernon: Seguro que aciertas. Es todo, Lane. Gracias.
Lane: Gracias, señor. (Lane comienza a salir)
Algernon: Ah... ¿me alcanzarías otro sándwich de pepino?
Lane: Claro, señor. (Vuelve y le ofrece la bandeja)
(Lane se va.)
Algernon: Las ideas de Lane sobre elmatrimonio parecen algo relajadas. En verdad, si las clases inferiores no nos dan ejemplo, ¿qué papel juegan en este mundo? Como clase se diría que no tienen la menor responsabilidad moral.
(Entra Lane)
Lane: Mr. Ernesto Worthing.
(Entra Jack. Lane sale.)
Algernon: ¿Qué tal estás, Ernesto querido? ¿Qué te trae a la ciudad?
Jack: ¡El placer, sólo el placer! ¿Hay otra cosa que mueva a la gente? Teveo comiendo, como siempre, Algy.
Algernon: (Muy tieso.) Creo que es costumbre entre la buena sociedad picar algo a eso de las cinco. ¿Dónde has estado desde el jueves último?
Jack:(Sentándose en el sofá.)¡Ah! En el campo.
Algernon: ¿Y qué hacías allí?
Jack:(Quitándose los guantes.)En la ciudad, uno se divierte a sí mismo. Pero en el campo sólo se puede divertir a los demás. ¡Y eso esextremadamente aburrido!
Algernon: ¿Y quién es la gente a la que diviertes?
Jack:(Con aire ligero.)Los vecinos. Sólo a los vecinos.
Algernon: ¿Hay vecinos agradables en tu finca de Shropshire?
Jack: Son todos horribles. Jamás hablo con ellos.
Algernon: ¡Qué manera estupenda de divertirse! (Se levanta y coge otro sándwich.)A propósito. ¿Tú eres de Shropshire, verdad?
Jack: Sí, deShropshire, claro. Oye, ¿por qué tantas tazas? ¿Y los sándwiches de pepino? ¿Por qué tanta extravagancia en alguien tan joven? ¿Quién va a venir a tomar el té?
Algernon: Tía Augusta y Gwendolen. Nadie más.
Jack: ¡Absolutamente delicioso!
Algernon: Sí, estupendo. Pero mucho me temo que tía Augusta no apruebe que estés aquí.
Jack: ¿Puedo preguntar por qué?
Algernon: Querido, tu modo de coquetearcon Gwendolen es absolutamente vergonzoso. Tanto como el modo de Gwendolen de coquetear contigo.
Jack: Estoy enamorado de Gwendolen. He venido a la ciudad expresamente para declararme a ella.
Algernon: Creía que habías venido por placer. Y resulta que vienes por negocios...
Jack: ¡No eres nada romántico!
Algernon: De veras que no veo nada romántico en declararse. Estar enamorado es muy...
tracking img