Terapia matrimonial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1166 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Titulillo : TERAPIA

Terapia Matrimonial

Introdución

Pudieramos decir que el matrimonio, determina, es una institución que brota de la naturaleza humana, puesta por Dios para el cumplimiento en el hombre de sus fines propios; señala así Vitoria en el matrimonio unos fines primarios (la procreación y educación de los niños para que logren la plenitud humana) y otros secundarios (lamutua ayuda que configura la sociedad familiar); y aunque el matrimonio requiere el consentimiento entre los contrayentes, éste no es constitutivo de su esencia, que consiste en el vínculo u obligación mutua de ellos {Pensamiento humanista de Francisco de Vitoria, Salamanca2004). Pero, como todo en la vida tiene sus dificultades. Para lo propio, la terapia matrimonial tiene como meta perdurar elfin del matrimonio que es el amor, entre otros aspectos hasta que la muerte los separe. A continuación como parte de este curso se discutirán estos aspectos que rigen la terapia matrimonial.

Marco Teórico

El matrimonio implica compromiso. Podemos definir al matrimonio como una opción popular, escogida por más de un 80% de las parejas aunque tiene su fracaso con frecuencia. En la quese hace de manera legal y comprometida. La cual se favorece el esfuerzo por una estabilidad mayor. Se denota el ímpetu de la pareja para encarar las dificultades, pues ambos en el matrimonio estarán dispuestos de afrontar las crisis y las situaciones positivas. De haber una ruptura de un matrimonio se haría en situaciones especiales eje. maltrato físico y emocional, adulterio (infidelidad en elmatrimonio). ( Melgosa , 2005)
Con fines terapeuticos como parte de algunos estilos de terapia de pareja. La terapia Centrada en las Emociones (TCE) fue formulada a principios de los años 80 (Johnson y Greenberg, 1985; Greeberg y Johnson, 1986) como respuesta a la falta de unas intervenciones terapéuticas en terapia de pareja claramente delineadas y validadas, y en particular, deinterveníciones que fueran más humanísticas y menos conductistas. Se le denominó Terapia Centrada en las Emociones(TCE) con el fin de llamar la atención sobre la crucial importancia de la emoción y de la comunicación emocional en la organización de patrones de interacción y de experiencias definitorias claves en las relaciones afectivas. También se hacian énfasis en las emociones como un poderoso y a vecesnecesario agente de cambio, más que como una simple parte del problema del conflicto matrimonial. Este énfasis en la necesidad de tratar la emoción y el poder de la emoción para crear un cambio en la terapia matrimonial no aparecería en la literatura establecida sobre terapia de pareja de esa época. De hecho ,el campo de la terapia de pareja se asociaba en ese entonces, e incluso ahora, con suaversión a la demostración del afecto. Con frecuencia, la emoción se ha considerado como una complicación secundaria que surge durante el comportamiento y/o la cognición , como una fuerza perjudicial en la terapia, o como un simple e ineficaz agente de cambio. Hasta cierto punto, para los terapeutas de pareja siempre fue claro que los cambios en el afecto eran una parte esencial para reparar larelación, pero se presumía que dichos cambios surgían a través de medios cognitivos y de comportamiento. Como parte del proceso de terapia es presindible el análisis de la investigación de la psicoterapia individual que es el examen del proceso de cambio en el cliente (Rice & Greenberg, 1984). Esta investigación, que es importante para la práctica clínica y para las teorías del cambio, solo recientementese ha iniciado en la terapia marital. Un estudio publicado sobre el tema es el de Johnson & Greenberg (1988). En este estudio se encontró que cuando había niveles altos de experiencia en la psicoterapia y los clientes recurrían a ofender a su pareja por no prestarles atención, había buenos resultados aplicando la Terapia Enfocada a las Emociones.
Según (Burke 2002) no se puede perder...
tracking img