Tesis india

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2500 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN 

Cuando emprendemos el estudio de los movimientos indianistas contemporáneos en Bolivia, el nombre de Fausto Reinaga aparece como uno de los primeros teóricos más influyentes y controvertidos de los discursos nativo-nacionalistas descolonizadores 2. 

Entre sus numerosos libros y artículos muchos de los cuales fueron publicados por él mismo- hubo tres volúmenes que impactaronenormemente a los jóvenes estudiantes y activistas aymaras de los años 70 y 80: La Revolución India (1969), Manifiesto del Partido Indio de Bolivia (1970), y Tesis India (1971). Los escritos sin precedentes de Reinaga esbozan una teoría de la revolución social enraizada en el contexto histórico y material de los Andes. Su pensamiento condujo hacia numerosos movimientos derivados de su propio PartidoIndio de Bolivia, incluyendo el Movimiento Indio Tupak Katari (MITKA), el Movimiento Universitario Julián Apasa (MUJA), el Movimiento Revolucionario Tupak Katari (MRTK) y la Ofensiva de los Ayllus Rojos de Felipe Quispe. Javier Hurtado señala, en su historia del movimiento indio katarista, que la mayoría de los primeros militantes participaron en el Partido Indio de Reinaga, y que todos losactivistas aymaras leyeron sus obras, las cuales, incluso hoy en día, constituyen una fuente de influencia fundamental. 

Mientras que Reinaga inspiraba a una nueva generación de líderes e intelectuales aymaras, muchas figuras prominentes de la izquierda y la derecha, por su parte, intentaron marginarlo, rechazándolo con el calificativo de advenedizo beligerante. Hubo incluso quienes locaracterizaron con palabras todavía más duras. Guillermo Lora, por ejemplo, describe a Reinaga como “a un bellaco”, que, “pese a su inconducta -o acaso por esto mismo- ha planteado posiciones extremas”. Otros desacreditaron a Reinaga calificándolo de racista debido a sus sentimientos, expresados apasionadamente, contra los blancos. Los títulos de obras posteriores tales como La Podredumbre criminal delpensamiento europeo (1982), y Europa prostituta asesina (1984) nos dan una idea del registro fogoso en el que generalmente escribió. Sin embargo, al combinar la obra con el hombre, los críticos de Reinaga intentaron desacreditarlo convirtiéndolo en una patología. Incluso simpatizantes como Luciano Tapia, uno de los fundadores aymaras del Movimiento Indio Tupak Katari, describe cómo Reinaga el hombre ledisgustaba aunque su obra sirvió como catalizador para su propia radicalización. Me gustaría sugerir desde el principio que los escritos de Reinaga fueron considerados escandalosos y particularmente ofensivos para numerosos sectores de la sociedad boliviana precisamente porque, usando la expresión de la crítica cultural chicana Laura Elisa Pérez, “encarnan todo lo que está destinado a serdesmembrado dentro de lo simbólico dominante”. 

De hecho, La revolución India, el Manifiesto del partido indio de Bolivia y la Tesis India proporcionaron no sólo un vocabulario crítico sino también un marco epistemológico radical con el que evaluar la violencia de la dominación colonial en un país como Bolivia. 

Reinaga, un indio que hablaba quechua y español y que descendía directamente de TomásKatari, nació en el cantón de Macha de Potosí probablemente en la segunda decena del siglo XX (la fecha específica nunca se nos llega a dar) (Mata, 21, 22; ver también Reinaga 1967, 18).Durante sus primeros dieciséis años, trabajo de pastor, leñador y minero. A pesar de sus orígenes humildes, Reinaga consiguió que se le admitiera en la escuela, primero con el status de “alumno incondicional”, y, mástarde, como un estudiante honorífico (Mata, 24). Trabajó con gran perseverancia en sus estudios, superando los prejuicios raciales de su época para llegar a ser, con el paso del tiempo, profesor de Filosofía, abogado, político, diplomático, periodista y diputado. Su biógrafo ecuatoriano, Gonzalo Humberto Mata, señala con algo de ironía, según se dice, hubo críticos de Reinaga que, dada su...
tracking img