Trabajos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 56 (13917 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
27. Conclusiones Teoricas de la vida emocional del bebe 1 (1952)

Mi estudio de la mente del niño me ha hecho tomar cada vez más conciencia de la asombrosa complejidad de los procesos que actúan, en gran parte simultáneamente, en los estadíos tempranos del desarrollo. Por lo tanto, al escribir este capitulo traté de dilucidar tan sólo algunos aspectos de la vida emocional del bebé durante suprimer año, seleccionando los más estrechamente ligados a las ansiedades, defensas y relaciones de objeto.

Los primeros tres o cuatro meses de vida (la posición esquizo-paranoise) 2 I
Al principio de la vida postnatal, el bebé experimenta ansiedad proveniente de fuentes internas y externas. Por muchos años sostuve la idea de que la acción interna del instinto de muerte produce el temor alaniquilamiento, y que esto es la causa primaria de la ansiedad persecutoria.
La primera causa externa de ansiedad puede hallarse en la experiencia del nacimiento. Esta experiencia que, según Freud, proporciona el patrón de todas las situaciones de ansiedad ulteriores, marca las primeras relaciones del bebé con el mundo exterior3. Parecería como si el dolor e incomodidad sufridos por él, así como lapérdida del estado intrauterino, fueran sentidos como un ataque de fuerzas hostiles, es decir, como persecución4. Por lo tanto, la ansiedad persecutoria entra desde un principio en la relación bebé con los objetos, en la medida en que está expuesto a privaciones.
La hipótesis de que las primeras experiencias del lactante con el alimento y la presencia de la madre inician una relación de objeto conella es uno de los conceptos básicos presentados en este libro5. Esta relación es primeramente una relación con un objeto parcial, porque las pulsiones orallibidinales y oral-destructivas están dirigidas desde el principio de la vida hacia el pecho de la madre en particular. Suponemos que existe también una interacción, aunque en proporciones variables, entre las pulsiones libidinales y agresivas,que corresponde a la fusión de los instintos de vida y de muerte. Puede concebirse que en períodos libres de hambre y tensión, existe un equilibrio óptimo entre las pulsiones libidinales y agresivas. Este equilibrio se altera cada vez que, debido a privaciones de origen interno o externo, las pulsiones agresivas son reforzadas. Sugiero que esta alteración del equilibrio entre libido y agresión escausa de la emoción que llamamos voracidad, la cual es primeramente y sobre todo de naturaleza oral.
Cualquier aumento de la voracidad fortalece los sentimientos de frustración y éstos, a su vez, fortalecen las pulsiones agresivas. En los niños en quienes el componente agresivo innato es fuerte, la ansiedad persecutoria, la frustración y la voracidad se despiertan fácilmente y esto contribuye alas dificultades del niño para tolerar la privación y manejar la ansiedad. Por lo tanto, la fuerza de las pulsiones destructivas en su interacción con las pulsiones libidinales suministraría la base constitucional de la intensidad de la voracidad. Sin embargo, mientras en algunos casos la ansiedad persecutoria puede aumentar la voracidad, en otros (según sugiero en El psicoanálisis de niños) puedetransformarse en causa de las primeras inhibiciones de la alimentación.
Las vivencias recurrentes de gratificación y frustración son estímulos poderosos de las pulsiones libidinales y destructivas, del amor y del odio.
En consecuencia, en la medida en que gratifica, el pecho es amado y sentido como "bueno"; y en la medida en que es fuente de frustración, es odiado y sentido como "malo". Estamarcada antítesis entre el pecho bueno y el pecho malo se debe en gran parte a la falta de integración del yo, así como a los procesos de escisión dentro del yo y en relación con el objeto.
Existen por lo tanto razones para suponer que aun durante los tres o cuatro primeros meses de vida, el objeto bueno y el objeto malo no son totalmente distintos el uno del otro en la mente del lactante. El...
tracking img