Trabajos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4949 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CREER EN JESUCRISTO
Introducción Hemos contemplado a Jesús como hombre. Nos hemos alegrado y consolado mucho al comprobar que es un ser humano como nosotros. En su manera de ser hombre hemos aprendido que tenemos que ser hombres y mujeres "como Dios manda". Nos hemos acercado a Jesús como Hijo de Dios. Hemos contemplado a Jesús como aquel ser humano en el que Dios se hace inmediatamente presenteen nosotros. Hemos visto la riqueza de la Encarnación. Hemos descubierto a través de Jesús un Dios diferente de la imagen espontánea que tenemos de él. Hemos terminado las dos primeras catequesis diciendo con los Padres de la Iglesia: "Jesús es un Dios humano y un hombre divino". Nos hemos sentido atraídos por este ser excepcional y central para nuestra fe. Tiene razón el sacerdote psicoanalistaI. Leep en su obra "Psicología del amor" cuando afirma que para que una persona suscite y mantenga nuestro amor a lo largo del tiempo es preciso que sea igual a nosotros y diferente de nosotros. Si es sólo igual acaba cansándonos y se banaliza la relación. Si sólo es diferente provoca extrañeza, incomprensión, pero no amor. Jesús es igual y diferente porque es hombre como nosotros y Dios paranosotros. Por eso puede conquistar nuestro corazón y nuestra vida entera. Un himno antiquísimo que cantaban los cristianos de los primeros siglos contiene una estrofa dirigida a Cristo con la cual nos identificamos nosotros. Dice así: "Oh luz gozosa de la santa gloria del Padre celeste, inmortal, Santo y feliz Jesucristo... Tú eres digno de ser alabado por santas voces, Hijo de Dios que nos diste lavida, el mundo entero te glorifica". Ante Jesucristo cabe la indiferencia. Muchas personas increyentes se sitúan así ante él. Si por un imposible se les demostrara que Jesús es un bello invento, un sueño de un grupo de judíos disidentes del siglo I y II de la era cristiana, ellos no perderían ni un solo día el apetito ni tendrían insomnio esa noche. Ni siquiera se dirían: "qué pena, qué pena, ungran mito que se disipa". Ante Jesucristo cabe también la simple admiración. Jesucristo ha tenido y tiene muchos admiradores. Hay ateos que han escrito libros admirables y admirativos con respecto a Jesús. Existe por ahí un libro de un autor llamado Mackovck que se llama "Jesús para ateos". Pero admirar a Jesucristo no es creer. Jesucristo reclama seguidores, no simples admiradores. Ante Jesucristocabe asimismo la pura simpatía, la complicidad del corazón sin llegar hasta el amor. Hay millones de personas a las que Jesús "les cae bien". Como les caía bien Juan XXIII, Teresa de Calcuta o Mons. Romero. Pero la simpatía no es la fe. Cuando esta simpatía es tan grande que llega a ser amor a Jesús, pero sin acabar de creer que Jesús vive de verdad, ese amor no es todavía fe pero está cerca de lafe. Ante Jesús cabe también la adhesión a su doctrina moral. Hay muchas personas que consideran a Jesús un gran humanista que conocía bien al corazón humano, que amó mucho

a la humanidad y a los marginados y estableció, sobre todo en el Sermón de la Montaña, unos criterios morales para que los humanos creciéramos como personas y nos uniéramos como hermanos. Pero no comparten con Jesús, su feen Dios su afirmaci6n acerca de la vida eterna, del Espíritu Santo o de otras muchas verdades básicas de nuestra fe. Jesús de Nazareth hombre e Hijo de Dios merece y postula una actitud más profunda: la fe. Nosotros respondemos a su persona, a su mensaje, a su programa creyendo en él. Necesitamos completarla con dos dimensiones esenciales: el seguimiento y la conversión. Creer en Jesús esconvertirse a él. Creer en Jesús es también seguirle. 1°. El primer paso intenta responder a la pregunta ¿Qué es creer? Si creer es algo más que admirar, sentir simpatía, compartir algunas convicciones, ¿en qué consiste ese "algo más"? Ese algo más puede condensarse en una palabra: adhesión. 2°. El segundo paso quiere describir el campo inmenso al que se extiende esta adhesión. Es adhesión a la persona...
tracking img