Tradicion y vanguardia en la poesia de miguel hernandez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2288 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
TRADICIÓN Y VANGUARDIA EN LA POESÍA DE MIGUEL HERNÁNDEZ

Si algo se puede decir con rotundidad de Miguel Hernández es que fue una persona nacida para ser poeta. Su voluntad clara y constante se manifestó desde muy pronto. A los catorce años ya comienza a escribir poemas y ese empeño le acompañará toda su vida. Pero un poeta no se hace solo, un poeta tiene alma de poeta y se alimenta detodo aquello que le va a ayudar a crear un estilo, a expresar su modo de concebir el mundo, a crear su obra poética. Miguel Hernández fue un poeta que a lo largo de su corta vida bebió en muchas y diversas fuentes, algunas de ellas entraron en contradicción y dieron como resultado un cambio radical en sus formas y en sus contenidos. Así podríamos hablar de diferentes etapas dentro de su evoluciónpoética.

1. Etapa de iniciación en la poesía. (1924 -1931)

Esta primera etapa abarcaría unos cien poemas de carácter diverso. En estos se observan la influencia de modelos románticos ya caducos como Zorrilla, Espronceda, Bécquer; poetas costumbristas regionales como Gabriel y Galán y Vicente Medina (¡En mi barraquica!; la poesía modernista de Rubén Darío y Salvador Rueda, donde se expresalas sensaciones que en él provoca el paisaje levantino de su tierra (Balada de juventud, El palmero). Poetas como Virgilio (a través de las versiones de fray Luis de León), San Juan de la Cruz, Lope de Vega, Garcilaso, Góngora, Juan Ramón Jiménez, Rubén Darío, Antonio Machado y, de forma muy particular, su paisano Gabriel Miró, de quien el propio Miguel Hernández se confesaba deudor, por ser elescritor que más le influyó durante el periodo anterior a 1932. Algo más tarde, recibirá la influencia de Calderón y de Quevedo, para regresar nuevamente a Góngora.
Miguel acude a la biblioteca del Círculo de Bellas Artes y luego a la de Teodomiro en su ciudad, y en ella se empapa de nuestros clásicos aconsejado por su amigo Ramón Sijé, con el que en 1929 ha empezado una estrecha relación, ypor un canónigo de la catedral de Orihuela, Don Luis Almarcha, que le prestará también libros. Éste último dirá “No he tenido discípulo a quien haya causado sensación más profunda Virgilio y San Juan de la Cruz”. Las Bucólicas, las Geórgicas y la Eneida para él no solo eran literatura sino experiencia vital. Virgilio y M. Hernández tienen en común su admiración por la naturaleza. De San Juan de laCruz toma multitud de palabras (silbo, ventalle) expresiones “¡Oh regalada llaga!”(JC) “la regalada llaga de tu sexo” (MH) y temas (el del “aire”, o el del “vuelo”). La influencia de la mitología clásica a través de Rubén Darío (Leda, siringa, Pan, ninfa, sátiro etc.), del léxico modernista (ebúrneo, áurea, cisne, níveo), incluso su poema Oriental lo copia de la famosa Sonatina de Rubén Darío.Emplea tanto las estrofas clásicas (quinteto, sexteto, sonetos..), como las populares (romance, redondilla…) y una amplia variedad métrica, destacando el verso octosílabo, el endecasílabo, el dodecasílabo, el hexadecasílabo y, también, el verso libre. Con estos poemas marcha a Madrid en 1931 por primera vez y tendrá que volver sin el reconocimiento deseado.

2. Modernidad y vanguardismo (1932 –1933)

En enero de 1933 aparece Perito en lunas en la colección “Sudeste” del periódico “La Verdad” de Murcia con prólogo de Ramón Sijé. Se compone de cuarenta y dos octavas reales. Al principio aparecen sin número y sin título, luego se le añade la numeración y Juan Cano Ballesta las publica con el título que Miguel había explicado a un amigo para que las entendiera. Esta obra es productode su viaje a Madrid donde entra en contacto con las modas literarias de la época, aunque ya estaban un poco desfasadas: neogongorismo y las vanguardias. La influencia gongorina se manifiesta en la octava, la tendencia al léxico cultista, en las fórmulas sintácticas (hipérbaton) y en las imágenes de gran complejidad. El vanguardismo caduco en el hermetismo de sus composiciones, convertidas en...
tracking img