Tres años veintisiete días

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1641 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Humberto Tres años, veintisiete días

Personalmente no tengo una percepción del tiempo lineal o dura, aun que, aplicando un concepto aprehendido en psicodrama, diría que enoportunidades inevitablemente estoy tomado por ese tiempo estriado de surcos que transportan y no se comunican, estados molares que se cuentan minuto a minuto horas días semanas etc. Etc. Un tiempo estéril, un tiempo que circula entre la vida y la muerte en un transito de autopista, en el recorrido no hay nada o casi nada el camino no tiene accidentes es un lugar yermo un transito exento de vida.Afortunadamente, no siempre es así, aquí estamos en este espacio de acontecimiento, de encuentro, donde Kronos deja paso a Kairós. Ese dios o diablillo de escasos cabellos, tan difícil de asir. De allí supongo proviene el viejo dicho de “A la ocasión la pintan calva”
Según mis cuentas al terminar este curso de tres años de duración,habremos asistido a un total de 27 clases de psicodrama, no parecen muchas y sin embargo tengo la sensación de haber vivido un tiempo enorme, si, enorme de intensidades y vivencias.
Les cuento una anéctoda: la semana pasada salí a pedalear en mi bici y olvidé colocar mi computadora, un pequeño objeto que va marcando la velocidad, el tiempo transcurrido y km.Recorridos, cuando me di cuenta de la falta de ese reloj sentí una sensación de alivio, estaba fuera del control de esa máquina tirana, solo pedaleaba mirando el paisaje y disfrutando del sol de la mañana. ¡Que tontería haber estado pendiente de ese artefacto durante años!
27 clases en tres años ¿Cuántas horas?, ¿Cuántos minutos de recorrido psicodramatico?, no me dan muchasganas de sacar la cuenta sería el equivalente de instalar la “computadorita” en el manubrio de mi bici.
En cuanto a la teoría, confieso que no me siento demasiado atraído por todo lo que tiene que ver con el psicoanálisis, la verdad me aburre bastante Sin embargo “eureka” el psicodrama me acercó a la filosofía, esto no significa que me haya convertido en unfilósofo solo digo que este campo excitó mis neuronas me invitó a pensar y a ver la vida desde otra perspectiva, es mas creo que he comenzado a vivir de otra manera, siempre digo que el psicodrama cambió mi vida tal vez resulte exagerado pero, algo de eso sucedió.__ ¡Que bueno!! Acabo de ver un muchacho pasando frente a mi negocio tirando de un pequeño caballo que a su vez tira de un carro.__ Estose podría tomar como la metáfora de la vida que “vivimos”. Jaja!!!. ¿Será ese el “Hombre superior del que habla Nietszche?
En estos días reflexionaba sobre este trabajo y creo haberme sentido como ese muchacho que tira del caballo que a su vez tira de un carro. Al fin llegó el momento de ponerme a escribir y aquí estoy haciéndolo de la manera que mas me place,como si fuera la gran resonancia de veintisiete días de curso, eso me instala en una situación de goce hasta me atreverme a decir que estoy inmerso en un acontecimiento, un encuentro, ¡que bueno!
Disculpen ustedes mis queridos coordinadores directores y compañeros, en este momento debería decir que los amo pero, esta posibilidad la dejo en vuestras manos osea a manos de vuestra percepción.

Según Lope de Vega el amor es un deseo de hermosura, así lo expresa a través del personaje de Laurencia en su obra “Fuente Ovejuna”. Pues entonces vaya mi deseo de hermosura para todos nosotros.
____________________________________________________________

____________________________________________________________...
tracking img