Tres grados de meditación

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1289 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS TRES GRADOS DE LA MEDITACIÓN

Meditar es un acto intelectual por el que la mente contempla en la realidad espiritual del ser humano su trascendencia vital. Su fundamentación está en la conciencia transmaterial que el alma humana percibe de sí misma, proyectándose desde ese conocimiento sobre la interpretación intuitiva de las realidades trascendentes a la percepción sensible. En cuanto suobjeto trasciende la determinación material para penetrar el mundo espiritual, la meditación se considera un acto religioso, pues, aunque su finalidad inmediata no se dirija a la relación con Dios, el hecho de penetrar los caminos de la espiritualidad le aproximan a comprender la esencia misma de cualquier espíritu, en cuya cúspide, como puro espíritu dimanante de cualquier otro, se reconoce aDios.

Aunque por derivarse de una dimensión esencial del ser humano la contemplación espiritual podría considerarse fácil y accesible, lo cierto es que el hábito de la actividad intelectual tiende a deliberar quasi espontáneamente en virtud de las experiencias adquiridas, y percibe de sí misma escasa trascendencia de su reflexión. En tanto en cuanto que la sensibilización material se haceprioritaria imponiendo sus determinaciones, la actividad espiritual decae hasta que el ser humano acaba mediatizado por su entorno desdibujándose la trascendencia de su propia personalidad. De semejante manera que el hombre metafísicamente sólo es libre porque quiera ser libre, como acto voluntario, de igual manera se reconocerá espiritual porque intelectualmente desarrolle la actitud para conocerse comotal. Desde ese primer albor hasta la penetración en el conocimiento de las más trascendente realidades espirituales existe un proceso cuyo hilo conductor no es sino la meditación, en cuyo ejercicio se pueden describir tres grados de consolidación intuitiva.
El primero de estos grados corresponde a la percepción de la propia realidad espiritual: la reflexión intuitiva que ilumina el intelectosobre la naturaleza de la propia alma. Por ser el alma una sustancia espiritual no puede ser percibida por los sentidos externos, ni siquiera por las ideas mentales originadas por esas percepciones, sino por la penetración de una actividad inmaterial como la intelectiva. Por eso el objeto más próximo de la meditación radica en la percepción intelectiva de la condición espiritual del ser humano, loque se aprecia como una captación intuitiva cuando se han inhibido los condicionantes sensibles.
Este primer grado de la meditación, quizá el más arduo, comprende desde la primera decisión de meditar hasta lograr desprenderse de los influjos sensibles, también la memoria, dejando obrar sólo a la intuición, que es la forma propia de conocer en los seres espirituales. El aislamiento es el granaliado en este proceso, porque estando el cuerpo acostumbrado a la reiterada recepción de señales sensibles o éstas se intentan eliminar o será muy dificultoso superar la imaginativa procedente de la actividad cerebral. Descansar la mente dejándola libre de imágenes no es aún meditar, sino el preámbulo o paso previo, porque la mera pasividad no tiene entidad y el fin de la meditación es conocer, lo quese logra por la receptividad que la pasividad sensible de la mente facilita a las percepciones exclusivas del espíritu.

La meditación proporciona un verdadero conocimiento en este primer grado, entre otras cosas, de la realidad de la propia dimensión espiritual, distinguiéndola de la material, de modo que por la intuición se instruye de un entendimiento de la vida mucho más amplio, cuyosefectos muchas veces contrarían las anteriores acepciones que se tenían sobre cosas y sobre personas. Es quizá ésta una de las evaluaciones de que la meditación ahonda en el conocimiento de sí, no solamente por el mayor descubrimiento de cómo uno es, sino también porque muchas afecciones se reconducen por la toma en consideración de los valores del espíritu.

El segundo grado de la meditación...
tracking img