Tribunales y judicialización de la polític

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1354 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Stephanie Velásquez
Prof. Fabián Silva Gamboa
Derecho Constitucional
21 de septiembre de 2010
Análisis del Artículo
“Tribunales y judicialización de la política”
por Marco Feoli V. (Abogado)

La preocupación expresada por el Señor Feoli acerca la necesidad y polémica de que un Tribunal Constitucional resuelva conflictos al mismo tiempo que controla el poder de otros órganos, encaja losuficiente con lo que George Washington dijo años atrás, en 1796: “Si en la opinión de la gente, la distribución o modificación de los poderes constitucionales pudieran estar mal, hay que dejar que estos asuntos sean corregidos por una enmienda en la manera en que la Constitución designe, pero que nunca haya un cambio por usurpación de poderes, por que aunque esta instancia sea un un instrumentoque parezca benévolo, es un arma disfrazada con la cual los gobiernos libres terminan destruidos.” Con eso, parece que el señor Washington afirma el poder y soberanía que tiene la Constitución y su interpretación, sin olvidar que éstas son armas de doble filo que debe ser manejadas con cautela.
Dirijiéndose al tema a nivel nacional, sería muy exagerado, como lo afirma el Sr. Feoli, hablar de undictadura de jueces. Estamos hablando de la Constitución Política de la República de Costa Rica, la Carta Magna, la norma suprema que reconoce a Costa Rica y a sus habitantes como tales. Por más poderes que se haya establecido, todo orden, objeto, negocio, persona y acción está bajo el ala o el látigo de la Constitución. Es decir, no hay un Constitución para cada poder del Estado.
Sí, la SalaConstitucional está compuesta por seres humanos capaces de error como nosotros. Cualquiera al que no le convenga la intromisión de esta Sala en un asunto Ejecutivo o de otra índole puede alegar incompetencia de los magistrados si dejasen que los oficiales de seguridad pública requisen su auto. Pero conste que este alegato se basa en conveniencia, y “conveniencia” puede significar un cuerpo mutiladoen el baúl de mi automóvil. No hay que caer en confusión, la Sala Constitucional no es ley, es el embudo de la Ley. Los funcionarios públicos son simples depositarios de la autoridad, están obligados a cumplir los deberes que la ley les impone y no pueden arrogarse facultades no concebidas en ella. Cualquiera puede concluir que estos 10 magistrados están más atados que nosotros. Ellos sólo hacenlo que el Artículo 10 de la Constitución Política les dicta.
¿Y, cómo es que una Sala de sólo 10 funcionarios públicos pueda controlar todos los asuntos jurídicamente importantes del país si así se le pide? ¿No es esto un monopolio del poder?¿No es esto una puerta para que Costa Rica se vuelva una “ dictadura de jueces”? Bueno, en primer lugar, estos 10 señores y señoritas no son el lechero, niel vecino de la esquina (no hay que malinterpretar esto como discriminación). La mayoría resultan doctores o especialistas en alguna rama del derecho. Para nosotros, como estudiantes principiantes de Derecho, la idea de una especialidad o doctorado es bastante fuerte. Ergo, podemos decir que nuestra ley esta en manos de conocedores de la ley. También podemos decir que el conocimiento es poder, eneste caso, poder en manos humanas. Pero por eso nuestros antepasados, conociendo la naturaleza humana, limitaron a estos individuos. Tal como lo dijo el señor Patrick Henry: “La Constitución no es un instrumento del Estado para controlar a la gente, es un instrumento de la gente para controlar al Estado para que éste no domine nuestras vidas e intereses en exageración”. Aunque sí sería prudenteque la población votara sobre si valiera la pena cercenar un poco sus derechos por el bien de la sociedad. En todo caso, no estamos hablando de ser encerrados en la Reforma o en el Buen Pastor por una simple sospecha. Recordemos que la Constitución se limita a sí misma. Podemos elegir si donamos un poco de nosotros por el bien común. Cosa no muy fácil de esperar en una sociedad de yo-yo.
La...
tracking img