Ttyttty

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1429 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuentos Cortos
El Diamante del Rico
Un Hombre muy rico tenía un vecino muy pobre. Una vez, un adivino le dijo al rico que todas sus riquezas pasarían algún día a manos de su vecino.
El rico se impresiono mucho, porque era un hombre muy tacaño. Entonces vendió todo lo que tenia y con ese dinero compro un gran diamante, que escondió en el turbante con que cubría siempre su cabeza.
-  Así-dijo-  cuando me muera me enterraran con el turbante y mi vecino jamás podrá disfrutar de lo que es mío.
Algún tiempo después, el hombre rico tuvo que viajar al otro lado del río. Mientras iba en el bote, el viento, llevo el turbante, que cayo en el agua y se hundió.
Ya pueden imaginarse la desesperación del rico, al ver que su fortuna desaparecía bajo el agua. Pero luego se consoló pensando: “Detodos modos, si he perdido el diamante, mi vecino nunca podrá tenerlo”.
Pero, pocos días después, el vecino pobre compro un pescado en el mercado y al abrirlo encontró el diamante que el pez se había tragado.
La Última Perla
Nació un niño y todas las hadas fueron a conocerlo: el Hada de la Salud, el Hada de la Alegría, el Hada de la Fortuna, el Hada del Amor y muchas otras le llevaron, cada una,una perla.
Solo un Hada no había llegado todavía para darle su regalo.
Entonces el Ángel de la Guarda, que vigilaba cerca de la cuna del recién nacido, decidió ir en su busca.
El ángel se elevo por los aires y llego hasta una casa donde estaban velando una mujer que acababa de morir. En el marco de la ventana se encontraba el hada del Dolor que lloraba en silencio. Una lagrima al caer, setransformo en una bella perla y el ángel de la guarda se apresuro a recogerla.
-Esta es la Perla del Dolor –Dijo el Ángel-. ¡Pobre del que no la tenga! Sin esta perla, las otras perlas no tendrán ningún valor, porque quien no conoce esta perla. Jamás sabrá apreciar lo que valen todas las demás.
Y el Ángel deposito la perla en la cuna del recién nacido.
Espero haya gustado este par de cuentos, con unbuen mensaje a nuestro diario vivir.
Advertisement
  |
|
|
|
Principal |
|
  |
|   El vuelo del ángelJaime González
(93 puntos / 28 votos) Desde el día que el padre Juan quita el candado y la cadena de la puerta del campanario para que yo suba y me arroje, he estado tratando con un ángel, a escondidas de todos y sin que a nadie le cuente.
Un día lo descubrí en la torre. Él,a gatas, lloroso y humano, juntaba plumas, de las más largas, las más resistentes, para recomponer las propias. Era un muchacho medio de estatura, casi de mi edad; de barba incipiente, huellas de acné, huaraches de hippie y pelo desordenado; vestía pantalón mezclilla, viejo y lleno de hoyos, que lo hacían aparecer como alguien como yo, pero ángel, por las alas.
Pensé decírselo al padre Juan o ami madre, coludidos ambos en mi regeneración, pero desistí, pues seguro pensarían que había yo vuelto a lo que ellos llaman el mal camino.
Cuando ví al ángel por primera vez, traté de hablarle, pero no me hizo caso por su tarea de recopilación. A poco su necesidad abrió el diálogo:
─ Necesito cáñamo, una aguja y un poco de pegamento ─ me dijo una mañana.
Día tras día fui llevando lo queaquella criatura me solicitaba. Pasaba largas horas con el amanuense celestial, hablando bojedades y oyéndole cantar en idiomas raros y con voz grave. Un día hasta me confió que los ángeles beben vino de uva con rocío, y se alimentan de hojas de regaliz y de los pichones que roban de los nidos de golondrinas, gaviotas o torcazas. Otro me invitó a beber de una pequeña bota española en la que guardabaaquella mezcla de agua con moscatel.
La mañana que las alas estuvieron listas me dijo que emprendería el vuelo. Yo le desee buena suerte, nos abrazamos, como despedida y brindamos, otra vez. Yo, en correspondencia le invité unas fumaditas de mi cigarro especial. Y fumamos con fruición. Luego me dijo que, en secreto, había estado preparando para mí otro par de alas, y me las mostró. Ante mi...
tracking img