Un cuerpo, mil sexos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4004 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Reseña comentada: “Un Cuerpo, Mil Sexos: Intersexualidades” de Jorge Raíces Montero (Comp.). Editorial Topía. 2010. Buenos Aires. Por Lionel R. Brossi Ante la imposibilidad e inconveniencia de fijar definiciones específicas, de límites impermeables, fijos, cuando hablamos de identidades sexuales, el libro que compila el Lic. Jorge Raíces Montero Un cuerpo, mil sexos: Intersexualidades deeditorial Topía, nos brinda la posibilidad de conocer, o aproximarnos a una comprensión de la problemática social, jurídica y médica en torno a la idea de otras sexualidades que exceden, deconstruyen y deslocalizan el binomio hombre/mujer: las intersexualidades. Más que una epistemología de las intersexualidades, en el primer capítulo, Raíces Montero plantea una gnoseología que desarma el discursobiomédico -preocupado por la organización identitaria binariapara dar consideración y preponderancia a la cuestión fundamental del deseo, del acontecer psicológico y simbólico de los cuerpos, que determina al fin la identidad de género, una identidad que no se encuentra anclada ni sujeta a fronteras específicas. El devenir del proceso biológico de sexuación en l*s beb*s intersexuales, produce unaemergencia médico-familiar que se traduce en muchos casos en impunidad mutiladora. Mutiladora del cuerpo y del deseo, con bisturí heterosexista. La objetivización de la persona por parte de los profesionales, la discriminación de los especialistas y de la sociedad en general con su moral binomial hegemónica, la normalización histérica de los cuerpos y del deseo, intentan esconder el lugar de poder de lo“diferente”, diferencia que no sólo recae en los cuerpos orgánicos, sino “en sus fantasías, en sus sueños, en sus actos fallidos, en sus gestos, en sus movimientos […] donde forma y sentido están relacionados con la afectividad, que es también parte de su estructura” (Carpintero en Raíces Montero, 2010:25).1 Las personas intersexuales tienen todas las obligaciones civiles pero no todos los derechos,y lo que se exige, es legalizar lo legítimo, que por familia no se entienda
Las intervenciones compulsivas, se originan en que lo que está presente como representación en el yo, tiene que encontrarse en forma mimética en la percepción del otro. Si esos momentos no coinciden, entonces se interviene, se modela, se normaliza, se corta, se mutila, y así, la representación participa de la muerte deldeseo.
1

únicamente un padre y una madre heterosexual con hijos concebidos en forma “natural”, pues esa idea de familia invalida o anula la protección de l*s niños de padres y madres que no son espejo de ese constructor heteronormativo y heterosexista. Las estructuras familiares son muy diversas y la sociedad tiene la obligación de asumir y aceptar las diferentes configuraciones del esquemafamiliar. La sociedad debe ser inclusiva, respetando la subjetividad de cada miembro dentro de la inmensa diversidad de personas que la componen. Hinkle y Raíces Montero, plantean en el segundo artículo de Un cuerpo, mil sexos: Intersexualidades, la pregunta aparentemente obvia ¿A quién pertenece nuestro cuerpo?. En un texto de Gilbert Dreyfus llamado “Les intersexualités”, de 1974, se puede leer:“…la determinación del sexo puede fundamentarse sobre criterios indiscutibles; ello representa un juego relativamente estéril, una consideración tan empírica como la de decidir el sexo de los ángeles, ya que sólo cuenta en definitiva, la actitud terapéutica que conviene adoptar ante cada caso. Esta actitud dependerá esencialmente del potencial previsible del desarrollo del órgano pénico. Si éste esdemasiado mísero para que el paciente pueda “funcionar” jamás como hombre, y por muy traumatizante que en el aspecto psicológico pueda parecer una castración, será más prudente convertir al sujeto en mujer. Pues conviene impedir que se perpetúe la idea de que uno no es ni hombre ni mujer: todo individuo merece tener asignado un sexo concreto, incluso cuando éste necesite diferir de aquel al...
tracking img