Un mudo feliz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1704 palabras )
  • Descarga(s) : 21
  • Publicado : 28 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En los capítulos que componen el libro, Juan Ramón Capella afronta temas como las nociones epistemológicas básicas, refiriéndose al saber científico y al discurso meta científico, a la valoración y a la argumentación.
Señalado el caso especial del saber social, el capítulo II se introduce en el objeto y perspectiva del análisis jurídico, refiriendo a los “juegos jurídicos” y al “juego jurídiconormativo” en particular (en sentido alegórico, claro está), como también al dictado de normas jurídicas y momentos hermenéuticos, deteniéndose, entre otros aspectos, en el punto de vista lingüístico, en los modos de usar el lenguaje y en el lenguaje directivo de las reglas. Así se llega a los capítulos III, dedicado a las normas y a sus elementos formales, y IV, en el que se trata laespecificidad de las normas jurídicas (autoridad jurídica, sanciones del Derecho; relaciones entre normas y hechos; validez, vigencia, aplicabilidad jurídica, y conceptos tales como derecho, deber, nulidad y anulabilidad.
El capítulo V se dedica a lo que el autor denomina “cuerpo de las normas jurídicas y organización (jerarquía, especialidad, cronología, antinomias, lagunas, ambigüedades del Derecho yheterointegración del ordenamiento). Por último, el capítulo VI, titulado por el autor “juegos jurídicos meta normativos” (en el sentido de técnicas o mecanismos), lleva, entre otras, a una cuestión tan fundamental como el juego jurisdiccional y la hermenéutica jurídica. Se analizan en este capítulo temas tan relevantes como la problemática de la reconstrucción de los hechos, la selección de normativaaplicable y su interpretación; el denominado “selector doxológico” en el juego jurisdiccional y la Justicia política, con la introducción de normas excepcionales o criterios políticos de oportunidad.
Una temática tan amplia como la tratada nos deja, ante los aspectos de profundización que abre el propio autor, sabiendo que no pueden ser completadas, ni esa es su petición. En efecto, se trata,como confiesa su propio autor en la presentación, de un libro con propósitos más didácticos que teoréticos. Como debería ser hasta en la propia facultad de la universidad Sin embargo, tal planteamiento, que “lleva a evitar las discusiones propias de los especialistas, aunque se alude a ellas cuando no hay más remedio”, no está, ni mucho menos, peleado con la claridad de ideas y el preciso manejode conceptos del que hace referencia Juan ramón capella
Precisamente por ello, el libro es recomendable no sólo para los estudiantes que aprenden Derecho en nuestras Facultades o fuera de ellas, sino también para quienes, a nuestro pesar, lo practicamos.
quise reflexionar ara meditar sobre cómo acercarnos a nuestro objeto de conocimiento, cómo configurar las normas y analizar y aplicar elDerecho; cansados y desbordados en estos tiempos de prisas continuas se agradece que en 161 páginas se aborden, con la representación del filósofo del Derecho, cuestiones de gran interés para la producción y hermenéutica jurídica. Para esa reflexión que tanto necesitamos sirven las siguientes ideas de Juan Ramón Capella: “Hay momentos del hacer científico, como se verá, que se agotan en actividadeselementales, como la mera recolección selectiva de datos (para establecer la topología del universo discursivo correspondiente), imprescindibles al objeto de abordar el plano de la explicación científica propiamente dicho (…) es imprescindible percibir claramente las debilidades epistemológicas de las ciencias sociales actuales para aprender a diferenciar los pasos dados por el camino delconocimiento científico de las aseveraciones propagandísticas de los servidores ideológicos de los poderes establecidos.” (Pág. 15).
Tal y como señala dicho autor, “no todos nuestros afirmaciones fundamentales en el plano del saber, y sobre todo del saber social, pueden tener carácter científico”. Para ser conscientes del entorno en el que se mueve el conocimiento jurídico, de nuestros propios...
tracking img