Una mirada a la contemplación

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (884 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuando una persona escala una cuesta como el Everest (en el Himalaya) y cuenta su proeza con detalles y anécdotas; cuando nos descubre la grandeza de ánimo, de entrenamiento y de constancia quesupone subir hasta esas alturas; y si además, vemos fotos, videos que testimonian la osadía realizada, el reto a las fuerzas de la naturaleza, al estado físico, siempre quedamos admirados; impresionados delo que un ser humano puede alcanzar, de lo sublime del espíritu y capacidad humana cuando se propone algo. En el campo espiritual, también quedamos asombrados, con admiración y con preguntas sobrecómo puede ser esto, en qué consiste, al escuchar, por ejemplo a San Pablo cuando dice “conocer la altura, la anchura y la profundidad del amor de Dios excede todo conocimiento…” (Cf. Ef. 3, 18-19) o “niel ojo vio, ni el oído oyó lo que está destinado para los que lo aman” (Cf. 1Co 2,9). Hay realidades humanas y espirituales que nos hacen mirar hacia adelante y a ir más allá de la rutina, de lacomodidad, de las miras estrechas y cortas, de lo trivial y de lo meramente satisfactorio a nuestros sentidos. Siempre podemos ir más allá, el ser humano tiene una dimensión trascendente que no puedenegar ni apagar.
Es preciso “despertar”, mirar, sentir, oír, saborear, percibir… Como quien va por un huerto de árboles frutales y tiene el más maduro y apetitoso a su alcance. Lo mira en árbol, lo tomacon su mano, disfruta del aroma fresco y natural que tiene, con cuidado rompe la corteza y empieza a disfrutar de su sabor, del jugo, de la pulpa. Las cosas que nos descubren la hondura de la vida, laintensidad de un momento cotidiano, de un encuentro, de una conversación se nos manifiestan con abundancia a lo largo del día. Pero hemos hecho banal y rutinario el ver, el pensar, el sentir, elhacer, el hablar, el caminar... Y necesitamos educarnos, adiestrarnos para volver a la esencia, al sabor de cada momento y cada instante.
La Contemplación para alcanzar amor, puesta al final de los...
tracking img