Unidad ii humberto maturana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1365 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
HUMBERTO MATURANA
Un biólogo chileno se ha transformado en gurú de empresarios y teóricos de la gestión con un descubrimiento sencillo: la emoción es la base de las organizaciones.
Gestionar una empresa o un equipo es conducir un organismo vivo compuesto por seres humanos con emociones, sentimientos y sueños. Tomar estos sueños y potenciarlos en pos de un objetivo común, respetando honestamentelos compromisos contraídos, es lo que el biólogo y pensador sistémico Humberto Maturana llamaría coinspirar y lo que el sicólogo Daniel Goleman, autor de "La inteligencia emocional", llamaría ser un ejecutivo emocionalmente competente. Esta edición de Estilo de Vida de los ejecutivos está dedicada a este gran redescubrimiento: la emoción. Incluye una entrevista a Maturana –para no confundircoinspiración con manipulación emocional–, y a Jaime Alonso, decano de la escuela de negocios del TEC de Monterrey, quien habla de los conceptos de Maturana y sus aplicaciones. Y, por supuesto, contiene también la primera sección del test de emocionalidad de AméricaEconomía, para que usted mida sus propias competencias emocionales en la privacidad de su oficina y luego las compare con las de nuestraencuesta a otros 500 ejecutivos latinoamericanos. La Era de la Coinspiración Empresarial ¿Qué tiene que ver la inteligencia emocional con la visión de las palomas? Pregúntenle a Humberto Maturana Romesin (70), un biólogo chileno que a partir de estudios neurofisiológicos sobre estas aves ideó –junto a su amigo y discípulo Francisco Varela– una teoría sobre el conocimiento humano que denominóautopoiésis (autocreación) y que hoy es libro de cabecera para hombres de negocios, consultores y académicos ligados al mundo de los negocios en toda América Latina. "Para entender la administración como un fenómeno humano hay que estudiar lo que dice Maturana y Varela", comenta Jaime Alonso Gómez, decano de la Escuela de Graduados en Administración y Dirección de Empresas del Instituto Tecnológico deMonterrey (Itesm), en México, una de las principales escuelas de negocios de América Latina. Además de crear un nuevo paradigma científico, Maturana logró seducir al mundo empresarial con una afirmación sencilla, pero que cambió la forma en que se entendían y estudiaban las organizaciones: antepuso la emoción a los juicios críticos, como la base de la actuación de los seres humanos. Desde estapremisa, Maturana se metió en un asunto que ha tenido de cabeza a teóricos y gurúes de la comunicación durante muchos años: el desarrollo de las personas al interior de las organizaciones. "La administración es una conversación de coordinación de emociones", dice este biólogo en su particular lenguaje. "Luego, uno puede elegir si quiere coordinar estas emociones a través de la exigencia y la obedienciao a través de la colaboración y el respeto mutuo". En resumen, justifica la necesidad de conocer y reconocer la emocionalidad de las personas para, desde allí, potenciar sus energías y liderazgos. A partir de su teoría, consultores como Fernando Flores han ideado estrategias para intervenir en el seno mismo de gigantes empresariales como Cementos Mexicanos S.A. (Cemex) y la Compañía deTelecomunicaciones de Chile S.A. (CTC), con resultados hasta ahora exitosos. Pero Maturana, a pesar de haber lanzado la primera piedra, duda de la utilización de las técnicas con las que se quiere dominar la emoción. Para él, lo importante está en usar este conocimiento para que aumente el bienestar de las personas y no sólo el lucro de la empresa. "¿Qué sentido tiene un taller para mejorar el clima laboralcuando el trabajador siente que la empresa lo está manipulando para aumentar su riqueza?", se pregunta. La Confianza Maturana abrió las puertas para entender estas organizaciones como sistemas sociales... y humanos. "Aunque la emoción define la naturaleza de las relaciones humanas, no todas estas relaciones son sociales", dice. "Las relaciones jerárquicas no son relaciones sociales porque están...
tracking img