Univer-noda!

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 70 (17469 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
PRÓLOGO 
Desperté con los ojos empapados de nostalgia. Es una mañana gris, murmurante, con ese toque de soledad que no se deja pasar desapercibido. La lluvia cae con fuerza dibujando en mi ventana un montón de lágrimas. Halo la sabana y me cubro completamente con ella, la almohada me arrulla, su calidez es afectuosa. De pronto llegan a mi mente un montón de imágenes, las recuerdo de lamadrugada. No había podido dormir tranquilamente en toda la noche, en mi mente se iban reproduciendo imágenes, diálogos, escenas tan extraordinarias que podía sentir dentro del mismo sueño una exaltación anormal. Recuerdo la sensación de mi corazón corriendo dentro de mi pecho, la excitación, el sudor. No estaba sola, sino que me acompañaba toda una tripulación. Hombres uniformados siguiendo las órdenes deun capitán. La nave se balanceaba con ímpetu, una tormenta se estaba formando y revolcaba con ira el mar gris que la enorme nave trataba de atravesar. Los marines se gritaban unos a otros, trataban de cooperar para superar la situación. Yo estaba allí, inmóvil. Invisible, intangible. Podía verlo y sentirlo todo pero nadie se percataba de mi presencia. En todo el barco no había ni una sola mujer,todos hombres: jóvenes, adultos, ancianos, pequeños, grandes, robustos, delgados…cada uno con una determinada función.

-¡icen las velas!-gritó un joven, su voz estaba cargada de autoridad. Inmediatamente dos hombres fuertes empezaron a halar con fuerza un tipo de soga muy gruesa mientras el gran trozo de tela curtido empezaba a elevarse sobre ellos. 

-¿hacia donde, majestad?-el tono de suvoz cambió a uno mucho más bajo y suave.
Busqué con la mirada al hombre al cual le hablaba con tal reverencia. Mi mirada se encontró para mi sorpresa, con una mujer. Una mujer hermosa. Estaba de frente al mar como distante. Su cabello era dorado, casi de fantasía y caía en rizos redondos sobre sus caderas. Su piel era blanca, pálida casi traslucida. La luz de muerte del crepúsculo le ofrecía unhalo sobrenatural. Giró en dirección al joven, y lo miró con una expresión que mezclaba ternura y lástima en sus ojos grises como perlas.

-joven Cristofeus-dijo con una voz serena y dulce- tú sabes hacia donde.
-Mi reina, bien lo sé, lo que no sabemos es como llegar hasta allá. No le pido que pierda las esperanzas, solo que busquemos otra solución.
-Cristofeus, ¿te rindes ahora, cuando tenecesito?
-nunca, mi señora, yo voy por usted hasta el fin de este y todos los mundos.
-bien, querido capitán, hacia ya es que nos dirigimos.

El sueño se disipó en mi mente como el humo de una fogata en una noche oscura. Todas las imágenes se apagaron dejando mi mente totalmente en negro permitiéndome así el descanso que no había conseguido. Pero ese descanso duró muy poco. No sé en cuanto tiempovolvieron aquellas vívidas imágenes a mi subconsciente.
Vi a aquella mujer otra vez. Sus brazos, cuellos y cabeza estaban cubiertos de joyas, lo que le hacían ver aun más alucinante. Me miró, esta vez no era invisible. Su mirada reflejaba algo parecido al ruego, pero no era ruego exactamente, era la mirada de una reina en apuros.

-el mapa hacia las llaves no debe ser revelado aún. Cuidarlo estu encargo, tu ley. Si el mapa se pierde la llave de tu corazón será destinada al fuego.
Todo volvió a ser oscuro. Las imágenes y sonidos se hicieron difusos hasta convertirse en sombras, lo próximo que volví a ver fue la lluvia cayendo con fuerza en la calle.

AVISOS

Yo siempre he pensado en los cambios como sucesos radicales. No es posible mover una pieza del ajedrez sin alterar todo eljuego. Por más insignificante que sea, es precisamente lo que es: un cambio. 
-no ha cambiado el curso, mí niña, solo su ritmo-me dice la tía Clara descifrando mi angustia.
Pero para mi, curso y ritmo son uno, si cambia el uno el otro ya no es el mismo. Ella insiste, dice que me voy acostumbrar rápido, que no me daré cuenta que algo ha cambiado, que mi nueva vida me gustará incluso más que la...
tracking img