Vademecum pra pastores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2036 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
VADEMECUM PARA LOS PASTORES
Jorge A. Cardenal Medina Estévez

En un buen sacerdote se entrelazan, formando una unidad armoniosa, actitudes propias de todo hombre de bien, sea o no cristiano, virtudes evangélicas o cristianas, y comportamientos propios de quien es sacerdote de Dios y pastor de la Iglesia. A continuación, y sin pretensión alguna de ser exhaustivo, se hace un elenco de lo que unbuen sacerdote debe y no debe hacer.
Un buen sacerdote de Cristo y fiel servidor de la Iglesia se examina delante de Dios acerca de sus deberes recordando, si le fueran útiles, las recomendaciones que se enumeran a continuación.

Principios

• Debe amar a Dios sobre todas las cosas y amar a los hombres y a las demás cosas creadas como las ama Dios y en la medida en que El las ama.
• Miraa los hombres como los mira Cristo, con amor, humildad, respeto y celo por la salvación de sus almas.
• No debe hacer a otro lo que no le agrada que le hagan a él y debe procurar tratar a los demás como le agrada que lo traten a él.
• Tiene siempre presente ante sus ojos que su meta final es la vida eterna y que la verdad de las cosas se mide según que ellas conduzcan o no a la vida eterna.• Ama a la Iglesia corno ella es realmente, la santa Esposa de Cristo, pero conformada por hombres limitados y pecadores.
• Siempre recuerda que esta vida temporal no es sino la antesala de la vida eterna, y que todo lo que hacemos o deseamos acá no tiene sentido sino en la perspectiva de encaminarnos hacia el reino de los cielos.
▪ No busca su propio honor, ni su gloria, ni el propioprotagonismo, ni los personales intereses o ventajas, sino siempre y ante todo la gloria del Señor.
▪ Recuerda que toda vida cristiana es un camino de purificación y que, por lo tanto, es preciso, con la gracia de Dios, ir haciendo cada vez más rectas y límpidas nuestras intenciones y motivaciones.
Trata de ser generoso, recordando que hay más alegría en dar que en recibir.

Espiritualidad yministerio

• Reza cada día digna, atenta, devota e íntegramente la Liturgia de las Horas, ateniéndose, en lo posible a los respectivos tiempos, y sin omitir ninguna parte de ella si no ha podido recitarla a la hora correspondiente, a no ser por una razón verdaderamente grave.
• Durante el día procura elevar con frecuencia su pensamiento al Señor, ofreciéndole su trabajo y rectificando susintenciones, de modo de no dejarse llevar por motivaciones puramente humanas o incluso egoístas.
• Organiza su día de modo que pueda reservar un tiempo razonable y apropiado para hacer oración mental, sin la cual poco a poco se va perdiendo el espíritu sobrenatural y la mirada de fe sobre los hombres y los acontecimientos.
• Reza cada día el santo Rosario, pidiendo a la Virgen María que le alcance lagracia de cumplir siempre la voluntad de Dios.
• A no ser que se lo impida la enfermedad u otro inconveniente realmente grave, celebra cada día el Santo Sacrificio de la Misa.
• Antes de celebrar la Santa Misa se prepara con la oración y da gracias al final por el gran don de haber podido celebrarla para el bien de toda la Iglesia.
De tiempo en tiempo se acerca a otro hermano sacerdote paraconfesar sus pecados y recibir la gracia de la absolución. Ojalá lo haga con un mismo sacerdote, quien así podrá aconsejarlo y ayudarlo mejor.
• Lee y medita asiduamente las Sagradas Escrituras, porque son Palabra de vida, alimento del espíritu y fuente irremplazable para el anuncio del reino de Dios.
• Lee libros espirituales escritos por autores reconocidos por la Iglesia como auténticosmaestros en el camino hacia Dios.
• Hace cada día alguna o algunas visitas al Santísimo Sacramento.
• Acude sin demora a administrar el Sacramento de la Santa Unción cuando un enfermo solicita recibirlo, y lo ofrece a quienes debieran recibirlo y no lo piden.
• Está siempre disponible para atender a los fieles en el sacramento de la Penitencia o Reconciliación, recordando que Jesús, el Buen...
tracking img