Version moderna de divina comedia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1851 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
No sé bien ni cuándo ni cómo desperté aquí, mas si se el porqué...el ciclo de mi vida había llegado a su lógico final y la última vuelta del segundero me encontró en este nueva morada rodeado de la oscura luz que me guiaba pero sin entender mucho.
Mis sentidos ya no asociaban ni ideas ni formas, todo carecía de explicación...solo que estaba donde debía estar, en la tierra de las almaspecadoras, aquellas que teniendo todo para no caer en el pecado no han hecho nada por no ser mejores, estoy junto a los deudores de los justos, los deudores de Dios.
No podía distinguir aun nada. Todo era caótico, desordenado, formas inmateriales que pasaban delante mío dejando estelas de viento heladas, sonidos de lamentos y sollozos de desgarro. Estaba perdido, mis sentidos aletargados. Solo pude atinara pedir auxilio sin importar que me lleve a algo peor, pero necesitaba saber cómo seguir y como terminar este comienzo de mi final.
No quería seguir la manada de las almas en pena que desfilaban delante, todas ellas formando grandes grupos, y esperando su turno para quien sabe que...
El tiempo ya no existía como lo conocimos, así que no puedo decir cuánto pasó desde que alguien socorrió mialma. Fue en ese instante, con que pude divisar una forma parecida a un hombre, acercarse a mí con semblante de compasión y solo pude rogarle, guía para el camino, rogar para alguien orgulloso como lo fui era el peor de los castigos...pero ese castigo era el que ahora me hacía ver humilde.
No sé quién eres ni porque estás aquí, solo te pido me aclares donde estoy…, no termine de solicitar ayudacuando me dijo que sería el encargado de conducirme y mostrarme los destinos de los no vivos y de los que aun esperan el juicio final.
“Nosotros somos guías eternos, dijo, fuimos en vida los rutinarios, los que habiendo obtenido el don de la vida por gracia y regalo de Dios, no hemos hecho nada para ser útil al mundo ni al prójimo, somos los que nuestra vida paso solo para nacer crecer y morir, sindeseos de crecimiento ni avance, ni para nosotros ni para el de al lado…fuimos condenados por siempre y hasta el fin de los tiempos a la tarea mas esclavizante y rutinaria, conducir por las diversas islas infernales, a las almas, una vez conducidas, volveríamos a buscar a otra…mostrando los mismos dolores y pesares, los mismos sufrimientos y castigos..Así pues, tu serás mi alma guiada, te mostrarelas 6 islas de este infierno antes de conducirte a la septima y última, a tu definitiva morada, donde moran los gigantes de la soberbia y el orgullo.”
No fueron consuelo sus palabras, pero una vez más sentía que estaba en sus manos y así comenzamos el trayecto hacia lo que el guía había denominado las islas del infierno.
Ya podía comenzar a divisar algunas siluetas más claras, yo estabadespojado de ropa, de hecho todos lo estaban, comenzamos a caminar por senderos que iban de lo árido y espinosos, que me hacían desangrar los pies, pero el consuelo del dolor era aun el mayor dolor de la incertidumbre del destino, nada se asemeja a eso. Llegamos al primer puerto de partida, y todos los allí penantes, subimos a una enorme barca hecha de huesos humanos, enlazados dando forma a nuestrotenebroso transporte que nos llevaría por estas negras y oscuras, fétidas y llenas de muerte arriba y abajo.
El barquero solo mostraba su escuálida espalda, su castigo era remar incansablemente y no ver nunca a sus pasajeros, el nuestro sentirnos despreciados aun mas si es posible.
“Este es el segundo camino al infierno”-asevero mi guía, “el primero lo comenzaste en vida, cuando aun sabiendoque no ibas por el camino correcto, no hiciste nada por rectificarte. Ahora iremos a la primer isla, la isla de la Envidia, allí bajaran todos los envidiosos, los cuales nunca se han complacido y emocionado por el triunfo y alegría ajena, siempre deseando sin esfuerzo tener lo que el resto y deseando el mal para sus semejantes. Su castigo, será ver la felicidad del resto magnificada y obtener por...
tracking img