Vida cotidiana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1560 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sigmund FREUD (1928a)
“Una vivencia religiosa” (1928)
(“Ein religiöses Erlebnis”)

(Traducción y presentación de Juan Bauzá)



Presentación


Este trabajo, publicado a comienzos de 1928, fue escrito al parecer a finales de 1927. G. S. Viereck, un conocido periodista norteamericano que se interesó en el psicoanálisis, visitó a Freud a fines de junio de 1926 y publicó su relato dela visita en otoño del año siguiente, 1927. Podemos extraer algunos párrafos de esta entrevista:
“Setenta años de existencia me han enseñado a aceptar la vida tal como llega [...] Detesto mi paladar artificial porque la lucha para mantenerlo me consume mucha energía. Prefiero sin embargo un paladar postizo a no tener ninguno, y todavía prefiero la existencia a la extinción [...] Tal vezsea una gentileza de los dioses el hacer que la vida nos resulte más desagradable a medida que nos hacemos viejos, pues finalmente la muerte resultará menos intolerable que todas las cargas que pesan más y más sobre nuestras espaldas [...] No tengo por qué rebelarme ante un orden universal que nos determina. [...] No aspiro a una gloria póstuma y no pierdo el tiempo en lo que puede ocurrirme una vezque esté muerto [...]”
Esta entrevista con Freud fue muy leída por el público norteamericano y suscitó en un médico de aquel país una carta a Freud que es la que se halla en el origen de este breve artículo de Freud, una respuesta abierta a esta carta, que aquí presentamos en nuestra traducción.


En el otoño de 1927, un periodista germano-norteamericano a quien yo había recibidocon gusto, G. S. Viereck publicó una entrevista que mantuvo conmigo, en un artículo donde se mencionaban mi falta de fe religiosa y mi indiferencia respecto de la perduración de la vida tras la muerte. Esta «interview», como se la llamó, fue muy leída y, entre otras, me deparó la siguiente carta de un médico norteamericano:

«[...] Lo que más me ha impresionado ha sido su respuesta a lapregunta sobre si creía en una supervivencia de la persona después de la muerte. Según el informador usted habría contestado tajantemente: “Eso me trae sin cuidado”.
»Me he decidido a escribirle para comunicarle una experiencia que tuve el año mismo en que me gradué en la Universidad de X. Una tarde, en que me encontraba frente a la sala de disección, atrajo mi atención el cadáver de unaviejecita de dulce rostro que era llevada a la mesa de disección. Esta mujer de dulce rostro (this sweet faced woman) me produjo una profunda impresión tal que como un flash acudió a mí este pensamiento: “No, Dios no existe: si existiera un Dios no habría permitido que esta bondadosa viejecita (dear old woman) fuera llevada a la mesa de disección.
»Así cuando regresé a casa esa tarde, elsentimiento que me produjo lo que viera en la sala de disección me había determinado a la firme decisión de dejar de asistir a la iglesia. Ya antes de esto, las doctrinas del cristianismo habían sido objeto de fuertes dudas en mi mente.
»Pero mientras reflexionaba sobre este asunto, una voz surgió en a mi alma que me dijo que: “debía reconsiderar el paso que estaba a punto de dar”. Mi razónreplicó a esa voz interior diciendo: “Si supiera con certeza que el cristianismo es la verdad, y la Biblia la Palabra de Dios, lo aceptaría”.
»En el curso de los días que siguieron, Dios hizo claro para mi alma que la Biblia era Su Palabra, que las enseñanzas sobre Jesucristo eran verdaderas, y que Jesús era nuestra única esperanza. Tras una revelación tan clara, acepté la Biblia como la Palabrade Dios, y a Jesucristo como mi Salvador personal. Desde entonces, Dios se me ha revelado mediante muchos signos inequívocos.
»Le ruego, como hermano médico (brother physician), que dirija sus pensamientos a este tema de suma importancia, y puedo asegurarle que si lo considera con mente abierta Dios le revelará la verdad a su alma, lo mismo que hizo conmigo y tantísimos otros...»....
tracking img