Vida y obra de nicolas maquiavelo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1600 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Vida Y Obra De Nicolás Maquiavelo.

Nicolás Maquiavelo nació en Florencia el 3 de mayo de 1469 y murió el 22 de junio de 1527, después de haber recibido los santos óleos. No tuvo paz ni antes ni después de muerto. Quizás él tampoco la buscó. No había terminado de entregar su alma al Creador, cuando comenzó la hostilidad que lo ha acompañado durante cinco siglos. No hay récord alguno de quemurió diciendo sarcasmos y blasfemias, quizás alguna sonrisa de descreimiento pudo escapar de sus labios, pero allí está la sevicia de sus adversarios que sembraron dudas sobre su muerte, y nos las han trasmitido sin piedad siglo tras siglo, como si hubiera mayor herejía que la calumnia. De nadie conviene cuidarse más que de estos intérpretes de la lectura de labios. Maquiavelo sintió poco respeto porla religión, eso es todo, y la consideró como parte de la maquinaria del Estado. Muchos otros han pensado lo mismo y no han sido objeto de tanta animadversión.Un historiador de apellido Varchi documentó lo que llamó el desprestigio de Maquiavelo, y llegó a tanto que escribió: Más le habría valido si la naturaleza lo hubiera dotado de menor talento o de menor genialidad. Con esto queda dicho todo.Al historiador se lo tragó la historia por temerario, mientras el desprestigio de Maquiavelo no parece tener fin. Con él andamos y hemos andado cinco siglos y no habrá milenio que lo oculte.
Maquiavelo disfrutó del poder cerca de veinte años como Secretario de la Signoría florentina. Ató su suerte al gonfaloniero Pietro Soderini, electo de por vida. Pero como sucede en la política, lo vitaliciodura relativamente poco. Vinieron los Médici y dieron al traste con aquel gonfaloniero y Maquiavelo cayó, fue exiliado, acusado de conspirador, hecho preso, y finalmente confinado a un burgo cercano, una finca en los alrededores de San Casciano. Nunca ganó tanto la ciencia política, como con esta desgracia. En la adversidad, y para ocupar su tiempo y sus enormes energías, Maquiavelo se dedicó aescribir, y a enamorar campesinas, porque sus adversarios nos han trasmitido también que era marido infiel, aunque su esposa Marietta Corsini, no sólo lo soportó sino que lo sobrevivió durante veintiséis años.
En la desgracia conquistó la inmortalidad. Fue en ese exilio de contratiempos, y en el año de gracia de 1513, cuando escribió El Príncipe, la obra que le dió gloria y desprestigio. Se ladedicó a Lorenzo de Médici, alias el Magnífico, diciéndole que los hombres ansiosos por ganar el favor de un príncipe generalmente le envían como presentes lo que aprecian verdaderamente: caballos, armas, vestimentas de oro, piedras preciosas, pero él no ha encontrado nada más valioso que sus reflexiones (y experiencias) sobre los asuntos contemporáneos y el continuo estudio del mundo antiguo, yhabiendo resumido todo esto en un pequeño libro, se lo envío a Su Magnificencia.
Maquiavelo pensó que con Lorenzo volvería al poder. La historia, sin embargo, tomó otro rumbo: Lorenzo no tuvo tanta fortuna. Otro Médici, el cardenal Giulio, sucesor de Lorenzo en el gobierno de Florencia, lo nombró historiador de la ciudad. Cuando Giulio ascendió a papa con el nombre de Clemente VII, la estrella deMaquiavelo pareció sonreírle otra vez. El poder, sin embargo, nunca volvió a sus manos y tuvo que usarlas (junto con la cabeza) para escribir; escribió los Discursos sobre las décadas de Tito Livio y las Historias de Florencia. Tanto El Príncipe como los Discursos son obras complementarias, (como luego, El Arte de la guerra) y tienen que ver con un tema capital: el poder. De ahí parte la tesis de queMaquiavelo es el fundador de la ciencia política. Quien, en esos dominios, le puso punto final a la Edad Media. El Príncipe es el manual del político o, si se quiere, el breviario (el Libro de las horas, si esto no ofende) de quienes pierden el sueño aguijoneados por la ambición de poder, y saben leer, desde luego, aunque la historia nos ha enseñado que también hay analfabetos maquiavélicos y...
tracking img