Vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1069 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
SCARLATA NEGRO

Había una vez, una niña, Scarlet , que nació bajo los brazos de su cruel madre, su madre era muy arrogante, poco cuidadosa y muy testaruda, fue en una pequeña comunidad de Londres, en una calle muy tranquila, donde solo se escuchaban los gritos de la pequeña al nacer. Los ojos de Scarlet tenían un cambio repentino de color en la iris; café claros y negros muy profundos, su pielera blanca como la porcelana, cabello largo, negro y quebrado, cuerpo delgado, labios carnosos rosas perfectamente delineados, manos delicadas y suaves, estatura media, una adolescente seria con porte y físico atractivo, pacifica, como para aguantar los gritos y reproches de su madre.
Un día a la edad de 15 años, el mismo día de su cumpleaños, solitaria como siempre en la noche, sentadarecargada de manos en la barbilla al ras de su falda con puntos negros y blancos terminando en su rodilla y aun lado su libro favorito leído alrededor como 10 veces, llega un señor de edad avanzada y le deja una pluma negra…
-¡Disculpe señor!, olvidó esto!- pero el viejo no hacía caso, no contestaba, no volvía la mirada.
La pluma era de un cuervo –esta pluma es de un cuervo majestuoso- pero le extrañabaque fuera tan largo –¿a caso este cuervo será enorme?- solo quiso borrar esa idea que le provocaba que la piel se le erizaba. Era aproximadamente las ocho y treinta de la noche, y ella, muy tranquila, levanto la pluma y su libro, acomodó su falda, su blusa ajustada negra y fue directamente a la calle principal. Iba caminando y recordando y preguntando el porqué esa pluma y quién era ese viejo,escuchaba sus pasos, pero… ella sentía una mirada con mucha profundidad, sentía que alguien la estaba siguiendo, sentía que alguien la estaba cuidando de algun mal, le dio miedo, solo un poco… de nuevo, otro ruido mas, esta vez se escuchó el revoloteo de un ave, que hasta ella misma podía calcular la altura de esta ave.
No pudo contenerse más, la curiosidad la invadía, quería saber que ave era,quien era esa ave que la seguía. Cuando volteó, en su cara se le veía su sonrisa, y no era miedo, era seguridad y fuerza la que la envolvía. Un majestuoso y bello cuervo negro, una altura y peso superior a la de cualquier cuervo común, alas totalmente largas y una mancha blanca en el ojo izquierdo.
-Pequeña Scarlet,- ella no lo podía creer, ¿en verdad era ella a la que se dirigía tal majestuosocuervo? – permítame decirle, no se asombre, siempre la he cuidado-.
El majestuoso cuervo emprendió vuelo, Scarlet se quedó asombrada y pellizcos se daba para comprobar que esto no era un sueño, -no, esto no es un sueño, es nada mas que la cruda realidad-.
Llegó a casa sin decir palabra, su madre dormida en el sillón con la botella con apenas un chorro de whisky, se acercó a ella con una cobija quehabía en el baúl cercano a la chimenea, le quito la botella y la cobijó, se despidió con un beso en la frente y un –Te quiero mamá-. Abriendo la puerta, Scarlet dio el primer paso y el primer ruido que escucho fue el rechinido de la madera de suelo, dejando ahora su libro en la repisa y la pluma no la soltaba, se cambio y se puso su ropa cómoda y ligera para dormir, se sentó muy despacio con lapluma en sus dos manos observándola y metiéndose en cobijas ya se encontraba, paso horas estudiando esa pluma negra y a la luz de la Luna, tantas preguntas le llegaban de repente, y ya estaba muy cansada, sus ojos cerraban y una algo hiso que las cortinas se movieran como al compas de una canción de piano, una sombra empezaba a formarse, era totalmente grande, Scarlet empezó a oler un aroma devioletas en total primavera y ese exquisito olor la hiso despertar de inmediato, vio las cortinas pero la sombra nunca la vio, tal fue su asombro, que vio a aquel cuervo en su balcón. ¿Cómo era posible que; sin abrir las puertas del balcón las cortinas se movieran? ¿A caso tenia algún poder esta majestuosa ave?. Abrió las puertas del balcón, el cuervo brillaba, pues la luz de la Luna y su color negro...
tracking img