Violencia de genero en conflictos armados

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3962 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La violencia de género en los conflictos armados: Apuntes desde el conflicto armado del Perú entre las FF.AA. y el PCP-SL y en particular desde el caso Castro Castro.

Introducción.

Numerosos estudios dan cuenta del uso del cuerpo femenino como el instrumento en el cual se exteriorizan estructuras de poder simbólicas. Es decir, la mujer como objeto, ha sido usada en numerosos conflictosarmados – y en general, en rituales tribales y en la cotidianidad – como una especie de trofeo que da cuenta de una nueva configuración de supremacías y sujeciones en una sociedad determinada. Por ejemplo, María Julia Moreyra, citando a Katrina Lee Koo señala:

(…) en situaciones de conflicto armado, no solo es el género lo que hace que las mujeres sean el blanco de la violencia sexual; estambién la intersección del genero con las múltiples y variadas identidades de religión, nacionalidad y etnicidad lo que permite a los grupos de mujeres ser distinguidas entre “las nuestras” y “las de ellos” o “las propias” y “las ajenas”.[1] (Énfasis nuestro)

Es decir que existe una doble finalidad en la violencia que se ejerce sobre la mujer; o, para ser más precisos, una doble dimensión en lamanera en que se ejerce dicha violencia contra ella en situaciones de conflicto armado: Por un lado, la tenemos como un simple objeto de desfogue, deshumanizándola para liberar las tensiones masculinas propias de una guerra; pero por otro lado, y de manera simbólica, tenemos a la mujer que siendo sometida a humillación, hace que con la misma, se someta también a su cultura o grupo social.

En esesentido, continúa Moreyra:

De esta manera, el sometimiento, la humillación y la degradación son no solo un ataque contra las mujeres y su cuerpo, sino también un ataque contra su estado/cultura/religión o grupo étnico y contra los hombres que pertenecen a ellos.[2]

Estos razonamientos previos tienen una relevancia capital para el contexto peruano de las últimas dos décadas, en las queun conflicto armado librado entre las Fuerzas Armadas y el grupo terrorista Sendero Luminoso (además de algunos otros como el MRTA), enfrascaron al país en una vorágine violentista que tenia al centro una cuota importantísima de violencia de género.

Asimismo, si dividimos los perjuicios en dos cuadrantes, uno de género y otro de situación socioeconómica, veremos que las mujeres campesinas dela sierra peruana fueron quienes se vieron más perjudicadas en un conflicto (ver Figura 1), que como señala la propia CVR en su Informe, tuvo un elemento muy importante de desprecio étnico y social.[3]Es importantísimo hacer hincapié, por último, en la fatídica intersección de la violencia de género durante el conflicto armado interno peruano. Así, diremos que la mujer estaba en el centro de unaencrucijada, una lucha por el poder que se exterioriza – se demuestra – entre las Fuerzas Armadas y los grupos terroristas. Lo que queremos decir es que la serie de tratos humillantes – muchos de ellos ya definidos como crímenes de lesa humanidad o de esclavitud según el derecho internacional público (infracciones graves a los convenios de Ginebra de 1949) – tenían como objetivo el establecimientode una nueva estructura de poder visible (quien tiene el mando en el lugar) en base al uso de la mujer que es un “botín de guerra al cual los soldados tienen derecho”[4]

En el presente trabajo realizaremos un repaso por las formas en que se ejerció la violencia de género durante el conflicto armado interno del Perú, además del repaso de algunos casos emblemáticos sobre el tema, para extraerconclusiones que nos permitan garantizar que esto no vuelva a ocurrir en el futuro. Asimismo, se realizara un breve repaso sobre las previsiones que ha tomado el derecho internacional para garantizar que la mujer no vuelva a ser sometida a situaciones como las antes descritas.

La violencia de género en el conflicto armado interno: Estudio a partir del caso Castro Castro.

Es particular atender...
tracking img