Yoyoyo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (449 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
en las montañas de Frigia vivian dos ancianos, Filemón y Baucis, que llevaban juntos muchos años. Su hogar era una humilde cabaña y en ella vivían con sencillez y dignidad.
Un día Zeus y su hijoHermes bajaron a la Tierra, ambos con aspecto de viajeros, para observar a los humanos. Caminaron mucho, y al llegar la noche les sobrevino una tormenta, recorrieron Frigia solicitando hospitalidad encada casa, para comprobar la buena voluntad y generosidad de las gentes que allí vivían. Como dos viajeros cansados, pedían un lugar para descansar y alimento para reparar fuerzas. Al cabo de una hora,ninguno de los habitantes del pueblo los había invitado a entrar.
en las montañas de Frigia vivian dos ancianos, Filemón y Baucis, que llevaban juntos muchos años. Su hogar era una humilde cabaña yen ella vivían con sencillez y dignidad.
Un día Zeus y su hijo Hermes bajaron a la Tierra, ambos con aspecto de viajeros, para observar a los humanos. Caminaron mucho, y al llegar la noche lessobrevino una tormenta, recorrieron Frigia solicitando hospitalidad en cada casa, para comprobar la buena voluntad y generosidad de las gentes que allí vivían. Como dos viajeros cansados, pedían un lugarpara descansar y alimento para reparar fuerzas. Al cabo de una hora, ninguno de los habitantes del pueblo los había invitado a entrar.
en las montañas de Frigia vivian dos ancianos, Filemón y Baucis,que llevaban juntos muchos años. Su hogar era una humilde cabaña y en ella vivían con sencillez y dignidad.
Un día Zeus y su hijo Hermes bajaron a la Tierra, ambos con aspecto de viajeros, paraobservar a los humanos. Caminaron mucho, y al llegar la noche les sobrevino una tormenta, recorrieron Frigia solicitando hospitalidad en cada casa, para comprobar la buena voluntad y generosidad de lasgentes que allí vivían. Como dos viajeros cansados, pedían un lugar para descansar y alimento para reparar fuerzas. Al cabo de una hora, ninguno de los habitantes del pueblo los había invitado a...
tracking img