Zombis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1628 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Verdades y ficción sobre los no –muertos
Los Zombis
El 12 de mayo de 1962 un hombre llamado Clairvius Narcisse fallecía en un hospital de Haití. Su muerte causada por la desnutrición acompañada de fiebre alta, dolores y problemas respiratorios, fue certificada por dos médicos. La familia enterró su cuerpo en un pequeño cementerio, pero 18 años más tarde se le vio en el mercado de su pueblo,semidesnudo y con la mirada perdida. De acuerdo con el relato de la revista Time, Clairvius encontró a su hermana y cuando ella lo reconoció giró aterrorizada. “La creencia en los zombis se basa en la teoría de que algunos hechiceros haitianos tienen el poder de devolver la vida a gente muestra y enterrada”, escribió en 1945 Louise P. Mars, profesor de psiquiatría en el Instituto de Etnología deHaití. “Se dice que a algunos granjeros ricos los ayudan seres misteriosos que trabajan en sus granjas; roban dinero para ellos, viajan a velocidades fantásticas y vuelan como aviones. Se supone que se trata de hombres y mujeres que murieron y fueron devueltos a la vida gracias a potentes drogas. Pero nunca he encontrado a alguien en Haití que pueda asegurarme que ha visto un zombi. Sin embargo,muchas veces he escuchado halar de alguno que radica en el pueblo. Son vagabundos enfermos que no pueden pronunciar su nombre un dar información sobre su pasado o su estado actual”.
En 1982 la historia de Clairvius motivó al etnobotánico de la Universidad de Harvard Wade Davis a viajar a Haití. Encontró que existía una pócima llamada coup de poudre que se aplicaba de manera tópica e inducía al estadozombi.
Tras estudiar algunas muestras, Davis encontró que el ingrediente clave era la tetrodoxina, una toxina nerviosa que en cantidades minúsculas –menos de un miligramo, lo que cabe en la cabeza de un alfiler – es capaz de matar a un adulto. Sus efectos son conocidos en Japón, pues es producida por el hígado y los órganos reproductores del pez globo – o fugu, una de las delicias más apreciadasen el mundo nipón y que sólo preparan cocineros con licencia especial –.
Los primeros síntomas de envenenamiento aparecen de 20 minutos a tres horas después de haberla consumido. Empieza con un entumecimiento de los labios y la lengua, seguido de una sensación de estar flotando, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y diarrea. La parálisis se extiende por el cuerpo, a lo que hay que añadir dolor alrespirar, convulsiones, alteraciones cognitivas y arritmia. Puede suceder que la víctima, totalmente paralizada, se mantenga lúcida hasta su muerte, que puede tomar entre 30 minutos y ocho horas luego de haber ingerido la sustancia.
Química y religión.
Cuando Davis reveló sus descubrimientos en La serpiente y el arcoíris (1985), un best seller llevado a la pantalla grande por el director WesCraven, surgió la controversia. En él aseguraba que gracias a esa toxina se podía convertir a una persona en el clásico zombi sin conciencia. Muchos críticos afirmaron que había exagerado sobre las propiedades químicas del coup de poudre. Tres años más tarde, Davis publicó Passage of Darkness, una obra menos sensacionalista, más documentada. Su punto de partida era claro: “Las pruebas sugieren quela zombificación es una forma de sanción social impuesta por ciertos colectivos para mantener el orden y el control de las comunidades locales”.
Davis argumentó que no tenía sentido convertir a la gente en esclava para trabajar en el campo, ya que un jornalero cobraba la mísera cantidad de un dólar al día. Del mismo modo, en una sociedad tan violenta como la haitiana, deshacerse de los enemigospor medios clásicos es mucho más sencillo y barato que la zombificación.
La creencia de que la tetrodotoxina es por sí sola culpable del estado zombi, constituye un error. Davis afirma que la toxina es necesaria, pero no suficiente, y que el folclor vudú es vital para que funcione. En efecto, la pócima no se elabora siguiendo una fórmula exacta, sino que parte de recetas mágicas que el...
tracking img