Abandono demente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (579 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Abandono Demente

Ese día me desperté más temprano de lo normal y comencé a pensar, “capaz este va a ser mi último día en la tierra”, “quizás ni siquiera amanezco para celebrar mis tan esperados 80años”. Ya estaba muy anciana y sufría las típicas degeneraciones de la edad, además de soledad. Comencé a escribir un testamento. Nunca en mi vida había pensando en que la muerte iba a tocar mipuerta pero está vez estaba segura de que si, que hoy iba a pasar. Luego de escribir unas cuantas líneas, que creo que nadie entenderá jamás, bajé a preparar el desayuno. Llamé a un par de parientes, quequería que disfruten conmigo esta noche antes de que ya no pueda verlos más. Llamé a mi hija, la más chica. Atendió, quedé paralizada, no supe nada de ella en años, después del trágico accidente de mimarido mis hijos se alejaron de mí. Aceptó venir a la cena y prometió avisarles a los otros. Antes de comenzar a preparar la cena, salí al parque. Era un hermoso día de primavera. Cavé tres hoyos allado de la tumba de mi marido y entre nuevamente. Preparé una abundante cantidad de comida, y una especial para mis hijos y para mí. Ya era hora del tan esperado momento yo sabía que algo iba a pasar.Comenzó a llegar la gente, ya estaban casi todos excepto ellos, mis hijos. Una hora más tarde, cuando ya estaba resignada, segura de que no iban a venir, tocan timbre. Eran ellos. Lloré, creí quenunca volvería a verlos y allí estaban enfrente mío. Abracé y les pedí perdón uno por uno. Ellos parecían encantados de verme. Serví la cena a los invitados, pero a mis hijos y a mí todavía no. Queríauna cena especial, a solas con ellos y me entendieron.

La gente comenzó a irse alrededor de las 10, quedábamos solo mis hijos y yo. Les serví la cena, hablamos y nos reconciliamos. Cuando terminaronde cenar uno por uno fue cayendo al suelo, estaban muertos. Los había envenenado. Se lo merecían, por abandonarme y dejarme sufrir en soledad. Poco a poco fui llevándolos al parque, donde ya había...
tracking img