Abcd

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (619 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de octubre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada:

Es un cuento largo o novela corta escrito por el escritor, novelista, cuentista, guionistay periodista colombiano: Gabriel García Márquez en 1972 y publicado en 1978.
Narra la historia de la Eréndira una joven que tras la muerte de su padre, La abuela quien se acostumbró de una vidallena de lujos y comodidades, despide a todo personal de limpieza y explota a su nieta Eréndira convirtiéndola en la servidumbre de la casa.
El día de su desgracia comenzó:
Eréndira había realizadotodas las labores de limpieza, la abuela al ver caer la noche le dio las órdenes del siguiente día.
La niña siguió dando órdenes dormida, y al terminar cogió un candelabro del comedor y fue alumbrandoel paso hasta su dormitorio, Eréndira no tuvo
Ánimos para desvestirse, sino que puso el candelabro en la mesa de noche y se recostó en la cama. Poco después, el viento de su desgracia se metió en elDormitorio haciendo que el candelabro callera y ocasionara un incendio.
Al despertar Eréndira y la abuela ya no quedaba nada.
La abuela muerta de la tristesa, mira a la nieta y le dice – Mi pobreniña –No te alcanzará la vida para pagarme este percanse
La abuela al verse desesperada y sin dinero lleva a la niña a la prostitución al cumplir sus catorce años (pre adolescencia), para pagarle lafortuna que perdió tras el percance ocurrido por un descuido de Eréndira.
Así continúa la triste historia pueblo tras pueblo, con la prostitución de la menor para así poder mantener su nivel devida de la abuela.
Después de que un mensajero avisará de pueblo en pueblo sobre la prostitución de Eréndira, se obtuvo el que muchos hombres acudieran con ella, se lleno demasiado que para pasar conella tenían que hacer fila para esperar que su turno llegara. Mientras que Eréndira se acostaba con todos los tipos que pasaban a la tienda; ella agotada no podía controlar el temblor del cuerpo,...
tracking img