Abogado con aspiraciones, esquizofrenia laboral o simple ambición?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1497 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ABOGADO CON ASPIRACIONES, ESQUIZOFRENIA LABORAL O SIMPLE AMBICIÓN?

Desde que empecé mis estudios de pregrado en la Facultad de Derecho me pregunté qué defendíamos los Abogados, cuál podría ser su campo de acción y (Dios mío) cómo hacer para que nos dejen de tildar de enredadores, pícaros o ladrones. Con esa vocación imparable poco a poco descubrí que el derecho no es una ciencia exactasino humana y muy abierta, qué las leyes numerosas en un país no significan que estamos en una sociedad muy culta o avanzada, por el contrario, por el hecho de experimentar constantes cambios o fenómenos sociales y culturales debemos entender que todo en la vida es efímero, cambiante, que nada es eterno.

Y todo el tiempo entonces me pregunté porqué para interpretar las leyes nos enseñaban aentender el espíritu de la ley o el querer del legislador, si para la elaboración de los proyectos de ley existen unos estudios previos sociales que no devienen de la sabiduría o sapiencia de los honorables congresistas. Por eso comprendí que en el contexto del derecho existían personas tituladas con profesiones más encomiables y altruistas que la nuestra (cómo los historiadores, sociólogos,politólogos, filósofos) y que ellos, en la gran mayoría de las ciclos culturales representan un aporte en realidad significativo, es decir es un estudio sincrético muy dispendioso que no deviene exclusivamente de un grupo profesional sino de un equipo interdisciplinario.

Todo empieza a ser lógico y claro porque entendemos que las leyes se crean para regular la convivencia de una sociedad y loestudiosos de la sociedad son los sociólogos, pero hoy en día éstos últimos parecen darnos lecciones de derecho por sus métodos empíricos y teóricos.
Con esa premisa, también fui uno de los abogados que se graduó con la fantasía y utopía que podría ser posible empezar a tener mayor desempeño ético y profesional para ir borrando en forma definitiva la imagen negativa o estigma acerca de nuestro procederambicioso y corruptible.

Pero no es fácil cuando observamos el número de nuestra tarjeta profesional y creemos que somos uno de los cientos de miles de abogados que están buscando abrirse un campo en el mundo laboral y por ello empezamos autoproclamándonos como “abogados litigantes”. Confieso que es totalmente degradante porque existen muchas empresas privadas que nos ofrecen empleos que apenassuperan el salario mínimo para que seamos disque asesores y en realidad termina uno siendo el mensajero, secretaria, aseador, entre otros. Por eso nos arriesgamos a insistir en montar nuestra propia oficina, pero chocamos frente al mismo problema económico de no querer asumir todos los gastos de funcionamiento como arriendo, secretaria, servicios, papelería, etc, y es ahí cuando nos damos cuentaque por necesidad u obligación tenemos que asociarnos con otro u otros abogados para poder ser escasamente visibles en el medio. Aún más humillante es saber que recién graduados somos teóricos incompletos y amnésicos que a la postre termina en un sentimiento de ignorancia.

Afortunadamente somos muchos los que no permitimos que nuestra fé se derrumbe con el primer obstáculo y hacemos carreradel viejo adagio que “la práctica hace al maestro” y decidimos litigar los dos años que exigen para la posesión de la mayoría de los cargos en carrera, provisionales o como contratistas.
Cuando de forma avezada ganamos nuestro primer caso penal, civil o de familia engañando al Juzgador y abultando un poco los bolsillos de dinero, nos ponemos frente al famoso conflicto interno entre la moral y eldeber ser, tal como lo enseña el célebre tratadista Mexicano Alfredo E. Ves Losada en su artículo La sociologia del derecho: “Toda sociedad exhibe un código moral que en líneas generales se corresponde con el código legal, y el sentir comunitario aprueba esas normas a través de su difusión y practica. Si bien esa correspondencia no es total, resulta innegable que el...
tracking img