Accion de la iglesia con los constructores de la sociedad pluralista en américa latina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2650 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPíTULO III
ACCIÓN DE LA IGLESIA CON LOS CONSTRUCTORES
DE LA SOCIEDAD PLURALISTA EN AMÉRICA LATINA

1206. La Iglesia colabora por el anuncio de la Buena Nueva y, a través de una radical conversión a la justicia y el amor, a transformar desde dentro las estructuras de la sociedad pluralista que respeten y promuevan la dignidad de la persona humana y le abran la posibilidad de alcanzar suvocación suprema de comunión con Dios y de los hombres entre sí (Cfr. EN 18, 19, 20).

3.1. SITUACIÓN
Enfocamos solamente algunos aspectos que más directamente desafían nuestra acción pastoral, en cierta forma como síntesis de cuestiones tratadas en distintos lugares.
1207. Sobre todo desde Medellín, se perciben dos claras tendencias:
a) Por una parte, la tendencia hacia la modernización confuerte crecimiento económico, urbanización creciente del continente, tecnificación de las estructuras económicas, políticas, militares, etc...
b) Por otra, la tendencia a la pauperización y a la exclusión creciente de las grandes mayorías latinoamericanas de la vida productiva. El pueblo pobre de América Latina, por tanto, ansía una sociedad de mayor igualdad, justicia y participación a todos losniveles.
1208. Estas tendencias contradictorias favorecen la apropiación, por una minoría privilegiada de gran parte de la riqueza, así como de los beneficios creados por la ciencia y por la cultura; por otro lado, engendran la pobreza de una gran mayoría con la conciencia de su exclusión y del bloqueo de sus crecientes aspiraciones de justicia y participación. Comprobamos, con todo, que vanaumentando las clases medias en muchos países de América Latina.
1209. Surge así un conflicto estructural grave: "la riqueza creciente de unos pocos sigue paralela a la creciente miseria de las masas" (Juan Pablo II, Discurso inaugural III, 4. AAS LXXI, p. 200).

3.2. CRITERIOS DOCTRINALES
1210. Vivimos en una sociedad pluralista, en la cual se encuentran diversas religiones, concepcionesfilosóficas, ideologías, sistemas de valores que, encarnándose en diferentes movimientos históricos, se proponen construir la sociedad de futuro, rechazando la tutela de cualquier instancia incuestionable.
1211. Sabemos que la Iglesia, aportando una valiosa colaboración a la construcción de la sociedad, no se atribuye competencia para proponer modelos alternativos (Cfr. GS 42 y 76). Adoptamos, así, lossiguientes criterios doctrinales:
1212. a) No reivindicamos ningún privilegio para la Iglesia; respetamos los derechos de todos y la sinceridad de todas las convicciones en pleno respeto a la autonomía de las realidades terrestres.
1213. b) Sin embargo, exigimos para la Iglesia el derecho de dar testimonio de su mensaje y de usar su palabra profética de anuncio y denuncia en sentido evangélico, en lacorrección de las imágenes falsas de la sociedad, incompatibles con la visión cristiana.
1214. c) Defendemos los derechos de los organismos intermediarios dentro del principio de la subsidiaridad incluso de los creados por la propia Iglesia, en colaboración con todo lo que se refiere al bien común.

3.3 CRITERIOS PASTORALES
Abogamos por:
1215. a) La superación de la diferenciación entrepastoral de élites y pastoral popular. La pastoral es una sola. Penetra "cuadros" o "élites" evangelizadoras; afecta todos los ámbitos de la vida social; dinamiza la vida de la sociedad y al mismo tiempo se pone a su servicio.
1216. b) La responsabilidad específica de los laicos en la construcción de la sociedad temporal, como lo inculca la "Evangelii Nuntiandi" (Cfr. EN 70).
1217. c) Lapreocupación preferencial en defender y promover los derechos de los pobres, los marginados y los oprimidos.
1218. d) La preocupación preferencial por los jóvenes de parte de la Iglesia que ve en ellos una fuerza transformadora de la sociedad.
1219. e) La responsabilidad insustituible de la mujer, cuya colaboración es indispensable para la humanización de los procesos transformadores, como garantía de...
tracking img