Adios al tabaco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1512 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ADIÓS AL TABACO
Lluis Cid Pont

Libre del esclavizante, y dañino, hábito de fumar.

Más de 3.000 mil substancias tóxicas, sesenta de ellas cancerígenas,
dejaron de envenenar mi cuerpo con cada cigarrillo que me fumaba
(40 al día).

Estoy feliz, no sólo por escapar de esa adicción, sino
por cómo la estoy viviendo.

Sin ansiedad, sin frustración, sin sufrimiento, sin aumentar depeso.

Recuerda, el poder está dentro de ti.
Si yo puedo, tú puedes hacer aquello que te propongas.

En las secciones, de abajo, iremos introduciendo más información.

INRODUCCIÓN

¿Quién mejor que un adicto puede entender a otro adicto. De sus razones, miedos, angustias y frustraciones?.
Superé la barrera de los 50 años y durante la mayor parte de mi vida, 35 años, estuve atrapadopor ese supuesto amigo que me acompañó en tantos momentos de felicidad, e infelicidad, y que supuestamente me ayudaba a encontrar ese estado de relajamiento que nada, ni nadie, yo creía me podía aportar.
He sido de aquellos que a cualquier hora del día, o de la noche, he salido a la calle en su búsqueda cuando ya no tenía. Que incluso he recurrido a comportamientos grotescos e innombrables parahacerme con ese sagrado vicio que controlaba mi vida.
Y no, no soy alcohólico, no soy cocainómano. Tampoco fumo marihuana o soy adicto a cualquier otra droga de las que se llaman, erróneamente, duras. Y digo erróneamente, no porque no lo sean, sino porque dentro de ese grupo se olvidan de una de las más duras, el TABACO.
Y es de las más duras porque su gran carga adictiva y dañina queda solapadapor la facilidad en adquirirla, su legalidad en la comercialización y su precio (comparada con otras drogas y que no deja de ser muy caro para el bolsillo).
Durante más de 35 años fui esclavo de esa maldita droga, disfrazada de amiga fiel, y que a punto estuvo en diversas ocasiones, sobre todo en los últimos años, de terminar con mi vida o, en el mejor de los casos, dejarme incapacitado paratener una vida de calidad. Durante 35 años, por cada cigarrillo que consumía, yo me fumaba dos cajetillas diarias, envenenaba mi cuerpo con más tres mil (3.000) substancias tóxicas, sesenta (60) de ellas cancerígenas. Eso la verdad, hace que me pregunte, ¿cómo me permití dejar envenenar de esta manera?, ¿cómo, dando por supuesto que soy un ser inteligente, no tuve la capacidad de decir basta hacetiempo?, ¿cómo fui tan estúpido para no ver que lo mío era un suicidio anunciado?. Pues muy fácil, el tabaco es una droga dura y muy difícil de erradicar de nuestra vida; no ya en el plano físico sino, sobre todo, en el plano emocional. Es decir, que su propiedad adictiva tiene que ver más con nuestra mente, que con una necesidad física de introducirla en nuestro cuerpo.
Dicho todo esto vamos almotivo del por qué estoy escribiendo todo esto. Al fin y al cabo no soy ni la primera persona que dejó de fumar, ni tampoco seré la última, afortunadamente. La razón es muy simple, es trasladar de forma pública mi método para dejar de fumar.
Si claro me dirán, también lo sabemos los adictos al tabaco, otro método más para probar y fracasar en el intento y que solo sirve para sufrir ansiedad ygastar más dinero. Cuántos no hemos probado diversos métodos para dejar de fumar en nuestra vida. Sólo con la voluntad, parches de nicotina, chicles de nicotina, terapias, cd’s milagrosos, auto hipnosis, remedios caseros….etc. Y nada nos sirvió, volviendo al tabaco con más intensidad, si cabe, que antes de iniciar ese periplo doloroso para dejar de fumar.
No quiero decir con esto que no haya genteque si lo ha conseguido utilizando esos métodos, porque sí hay personas que supieron zafarse de ello. Pero queda un gran porcentaje de adictos al tabaco que no lo consiguieron, como yo, durante años y que nos sumió en el conformismo y la frustración.
Y si, yo lo he conseguido. Sin sacrificio, sin ansiedad, sin síndrome de abstinencia. Se puede, si uno quiere, y sin mucha voluntad también....
tracking img