Adolfo de jesús constanzo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4189 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ADOLFO DE JESÚS CONSTANZO
“EL NARCOSATÁNICO DE MATAMOROS”
(ASESINOS EN SERIE)

BIOGRAFÍA
Adolfo de Jesús Constanzo González nació el 1 de noviembre de 1962 en Miami, Florida (Estados Unidos). Era hijo de una pareja de cubanos que acababan de huir de la revolución castrista. Fue creciendo y adquiriendo hábitos poco habituales en un niño: era excepcionalmente serio, muy limpio yextraordinariamente meticuloso. Su madre, Delia González del Valle, era una sacerdotisa del culto afro americano “Palo Mayombe”, al igual que su abuela lo había sido en Cuba y entrenó a su hijo para transformarlo en el poderoso mago que ella creía que era.

En 1983, a los veintiún años, él y su madre se mudaron a la Ciudad de México, donde le habían ofrecido un trabajo de modelo. Allí hizo muchos amigos yrealizó contactos, especialmente entre el submundo homosexual de la ciudad. Entretanto, su fama como sacerdote de Santería, curandero y profeta fue creciendo. La clase alta mexicana, los artistas e intelectuales, y sobre todo los políticos y narcotraficantes, empezaron a recurrir a sus poderes para asegurar la buena suerte en sus negocios. Sus ingresos se multiplicaron e incluso la policía loconsultaba.

Constanzo recorrió el camino del Palo Mayombe hasta el final, practicando los sacrificios humanos, la antropofagia y la tortura. Los seguidores de Constanzo, a quien conocían como “El Padrino”, se entregaban a él en cuerpo y alma porque el cubano los embelesaba con promesas de riqueza y enormes ganancias, todo ello aliñado con una forma de actuar violenta y vengativa.
Tras uncorto tiempo Sara se convirtió en amante de Constanzo y este le ordeno que empleara sus encantos para seducir al narcotraficante “El Pequeño Elio”. No pasó mucho tiempo hasta que “El Pequeño Elio” estuvo convencido de que lo que necesitaba para evitar la disgregación de la Familia eran los servicios de un poderoso brujo. Era la oportunidad que Constanzo había estado esperando.

Constanzo desayunócon Elio en un restaurante Vips de la Ciudad de México, donde le dijo que podía iniciarle en los rituales secretos, que era un verdadero superdotado para el sacerdocio de la Santería y lo bautizó haciéndole incisiones en los hombros, en la espalda y en el pecho; después lo “rayó” para iniciarlo en el Palo Mayombe. Sara, Constanzo y Elio se transformaron en la infernal trinidad que dirigiría labanda. No obstante, los únicos autorizados a realizar asesinatos rituales eran Elio y Constanzo.

El precio de Constanzo por restaurar los menguados poderes y negocios de la familia consistió en la mitad de las ganancias. Elio, mezclado en los sacrificios humanos del palero, aceptó. La familia se separó de los negocios de Texas. Perdió ese mercado y la infraestructura de distribución de droga, peroConstanzo le presentó a Elio a sus propios contactos mexicanos. Siguieron más y más sacrificios. Muchas de las víctimas procedían del mundo homosexual frecuentado por el brujo. Dos de los favoritos de Constanzo solían atraer con engaños a homosexuales a los rituales: Omar Orea Ochoa “La Dama de Constanzo” y Martín Quintana Rodríguez, “El Hombre de Constanzo”.

En marzo de 1988 ocurrió el primercaso sonado relacionado con Constanzo , un travesti llamado Ramón Paz Esquivel, que se hacía llamar “Claudia Ivette Bojour” o “La Claudia”, fue arrestado por la policía. Era vendedor de antigüedades en la Zona Rosa de la Ciudad de México y entre sus clientes se contaba la actriz y cantante mexicana Irma Serrano “La Tigresa”; incluso trabajaba para ella. Su detención se debió a que vendía objetosrobados.

El 17 de julio de 1988, “La Claudia” y Constanzo se pelearon, el travesti quiso romperle una botella en la cabeza a Constanzo y esa fue su perdición: Martín Quintana, “El Hombre de Constanzo”, llevó a “La Claudia” a un departamento en la calle de Londres No. 31 de colonia Juárez; él le rentaba un cuarto de servicio a “La Claudia”. En la tina del baño del departamento, Martín Quintana...
tracking img